Saltar al contenido

Orígenes Extraños de Dioses y Criaturas – Curiosidades Mitológicas

La mitología griega está llena de deidades y criaturas sorprendentes, pero el origen de algunos de estos seres va más allá de lo imaginable y puede resultar incluso extraño. Hoy exploraremos una lista de las historias de origen más peculiares de la mitología griega. ¿Sabías que la espléndida diosa Atena nació de la cabeza de Zeus? Sí, al dios se le profetizó que uno de sus futuros hijos sería tan poderoso que superaría a su padre y lo derrocaría. Para evitar tal profecía, Zeus se tragó a su esposa, pero días después empezó a sufrir terribles dolores de cabeza. Como resultado, tuvo que abrir su cabeza con un hacha para aliviar la presión, y de la grieta abierta apareció la diosa Atena, ya con armas y armadura. A pesar de su extraño origen, se convertiría en una de las deidades más importantes de la mitología griega y en la hija favorita de Zeus.

Índice

El Minotauro

La criatura mitad hombre, mitad toro, es el resultado de una de las uniones más extrañas de la mitología griega. Minos, el rey de Creta, había recibido un hermoso toro para sacrificio en honor al dios Poseidón, pero en lugar de ofrecerlo en sacrificio, decidió quedarse con el magnífico animal. Poseidón, furioso por la traición, hizo que la esposa de Minos, Pasífae, se enamorara del toro. Para consumar la unión, el inventor Dédalo creó una estructura en forma de vaca donde la reina podía ocultarse. De esta nefasta unión, al cabo de un tiempo, nacería la extraña criatura mitad hombre, mitad toro. Debido a su naturaleza violenta e incontrolable, la bestia fue encerrada en un laberinto donde se alimentaba de la carne de jóvenes sacrificados.

Afrodita

Afrodita, la diosa griega de la belleza y el amor, es una de las deidades más encantadoras de la mitología griega, pero su origen es bastante curioso. Urano, el dios del cielo, gobernaba el universo con puño de hierro y había encarcelado a sus hijos con la ayuda de Gea. Cronos, un titán, castró a su padre Urano con una guadaña divina, y el órgano de Urano fue arrojado al océano. El cielo se tiñó de rojo con la sangre del dios, y de la espuma generada por el órgano de Urano, surgió de las aguas, sobre una concha, la diosa Afrodita, la deidad más hermosa que jamás haya existido.

Ver más  Pan - Dios de los Bosques y Origen de la Flauta de Pan

Fasión

¿Has oído hablar alguna vez de la historia del hombre que tuvo relaciones con una nube? En la mitología griega no solo encontramos estas perlas de ficción. Íxion era un rey humano que fue invitado a un banquete en el Olimpo. Allí se enamoró de la belleza de Hera, esposa de Zeus, y le hizo propuestas indecentes. Zeus, de buen humor, creó una nube que se asemejaba a la diosa, y el hombre no dudó en tomar a la nube. De esta ridícula unión nacieron los centauros, seres mitad hombre y mitad caballo. Íxion, como todo hombre, comenzó a presumir de haber tenido relaciones con la diosa, pero Zeus no aceptaría que le llamaran cornudo y, por ello, Íxion recibiría uno de los peores castigos de la mitología griega.

Dionisio

Otro dios del vino y el éxtasis, Dionisio, también tuvo un origen muy peculiar. Su madre era Sémele, la amante de Zeus, quien se le apareció disfrazado. Sin embargo, la diosa Hera quería vengarse del amante de su esposo. Así que convenció a Sémele para que le pidiera a Zeus que se mostrara en todo su esplendor para cumplir una promesa hecha a su amante. Zeus se mostró tal como era realmente, y su intenso brillo comenzó a quemar a la pobre joven, quien terminó convirtiéndose en un montón de cenizas. Contrariamente, entre las cenizas, se hallaba el hijo que llevaba Sémele en su vientre, el cual aún no estaba completamente formado. Entonces, Zeus abrió su propio muslo, colocó al bebé dentro y así concluyó la gestación de otro dios olímpico.

Perseo

Cuando Perseo decapitó a la gorgona Medusa, invadió sin saberlo la guardia de la criatura. Sin embargo, había un dato importante que desconocía: la monstruo estaba embarazada de Poseidón, quien la había violado en el templo de Atenas cuando aún era una joven hermosa. Tras ser maldecida por Atena y transformada en la horrible gorgona, su embarazo quedó en suspenso. Después de que Perseo separara la cabeza de Medusa de su cuerpo, de la sangre derramada surgieron dos criaturas: Pegaso, el hermoso caballo alado, y Crisaor, el gigante de la espada de oro.

Ver más  Morrigan: La Seductora Diosa de la Guerra - Mitología Celta

Perseo es famoso por acabar con la terrible gorgona Medusa, pero los acontecimientos de su concepción son bastante extraños. La princesa Dánae había sido encarcelada por su padre en una torre, ya que el rey Acrisio temía la profecía de que su nieto sería su verdugo. Encerrada, la princesa rezó a los dioses en busca de ayuda, y sus plegarias llamaron la atención de Zeus, quien quedó encantado con la belleza de la princesa. Dánae se encontraba bajo el resplandor de la luz que se filtraba en su celda cuando Zeus hizo caer sobre ella una lluvia dorada que la dejó embarazada. Así, aparentemente, Perseo nació como el fruto de una lluvia dorada.

Elena de Troya era tan bella que dos grandes pueblos lucharon por ella. Pero el origen de esta hermosa princesa era todo menos ordinario. Leda, la futura madre de Helena, estaba a orillas de un lago cuando divisó un hermoso cisne. Quedó fascinada por la belleza de aquel animal tan elegante, sin saber que era Zeus disfrazado. El dios con forma de cisne se unió a la bella joven, y tiempo después, durante su parto, Leda trajo al mundo dos huevos. De estos huevos nacieron Helena y Clitemnestra, y los hermanos Cástor y Pólux.

Como muchas cosas en la mitología griega, el origen de los dioses del Olimpo también fue algo extraño. Cronos temía ser destronado por sus hijos, al igual que le había sucedido al dios Urano. Por eso, devoraba a cada uno de los niños nada más nacer. Sin embargo, Rea, la esposa del titán, logró proteger a uno de sus hijos ofreciendo una piedra en lugar del bebé para que fuera devorado. Ese bebé fue criado en secreto y llegó a ser conocido como Zeus. Ya adulto, ofreció a Cronos una poción envenenada, haciéndole creer que era un manjar. El titán se puso muy enfermo tras consumir la bebida ofrecida por Zeus y vomitó a todos los hijos que había devorado: Hades, Poseidón, Deméter y Hestia. Estos dioses, despojados de la última cena de Cronos, se alzarían para dominar el universo.

Ver más  ¿Sabían los romanos sobre Japón?
Deidad Historia de Origen
Atena Nació de la cabeza de Zeus
Minotauro Nació de la unión entre la reina Pasífae y un toro
Afrodita Nació de la espuma generada por el órgano de Urano en el océano
Fasión Nació de la unión entre un hombre y una nube creada por Zeus
Dionisio Nació de la ceniza de su madre y fue gestado en el muslo de Zeus
Perseo Nació de la lluvia dorada que cayó sobre la princesa Dánae encarcelada
Elena de Troya Nació de dos huevos después de que Zeus se uniera a Leda disfrazado de cisne
Los dioses del Olimpo Fueron vomitados por Cronos después de que Rea lo engañara con una piedra

Preguntas Frecuentes (FAQs)

¿Cuál es la historia de origen más extraña?

La historia de origen más extraña es la de Atena, quien nació de la cabeza de Zeus después de que él se abriera la cabeza con un hacha.

¿Quiénes fueron los padres del Minotauro?

El Minotauro fue producto de la unión entre la reina Pasífae y un toro.

¿Cómo nació Afrodita?

Afrodita surgió de la espuma generada por el órgano de Urano arrojado al océano.

¿Cuál fue el origen de los centauros?

Los centauros surgieron de la unión entre un hombre llamado Íxion y una nube creada por Zeus para parecerse a la diosa Hera.

¿Cómo nació Dionisio?

Dionisio nació de la ceniza de su madre, quemada por la intensa luz de Zeus, y fue gestado en el muslo del dios.

Espero que hayas disfrutado de estas historias de origen tan peculiares. Si quieres conocer más sobre la mitología griega y sus fascinantes deidades, asegúrate de leer nuestros artículos relacionados. ¡Hasta la próxima!