Saltar al contenido

Infancia de Alejandro: Nobleza, amistad y sueños de grandeza.

El pequeño Alejandro, hijo del Rey de Macedonia, Filippo Segundo, con la Reina Olimpia de Piro, descendía de un linaje de nobleza incluso más elevado de lo que parecía. La familia de su padre provenía del famoso héroe mitológico Hércules, y la sangre de su madre fluía desde Aquiles, el gran héroe de la Iliada. Se esperaba nada menos que un futuro glorioso para este niño, quien heredaría el trono de Macedonia.

Índice

La Infancia de Alejandro

El comienzo de su infancia no fue muy diferente al de cualquier niño de la nobleza de su tiempo. Sin embargo, nada de lo que este pequeño hacía escapaba de la atenta mirada de la Reina Olimpia. El vínculo entre madre e hijo era muy fuerte. A pesar de todo el cuidado y afecto que le brindaba, Olimpia evitaba malcriarlo en exceso, para que no se convirtiera en un adulto suave y sin vigor.

La Influencia Paterna

La presencia del padre de Alejandro, Filippo, era escasa, considerando que el Rey estaba constantemente ausente, expandiendo su imperio. Poco después del nacimiento de Alejandro, Filippo salió con su ejército en una incursión militar donde resultó herido y perdió la vista de un ojo. Se decía que esta herida era un castigo divino de Zeus, quien castigaba al Rey por haber espiado la unión de Zeus, en forma de serpiente, con la Reina Olimpia.

Aunque ausente, cada vez que regresaba a casa, Filippo pasaba parte de su tiempo con su hijo, transmitiéndole enseñanzas que consideraba indispensables para la formación de un gran Rey y General.

Ver más  La rendición de los espartanos: Batalla de Esfacteria y sus consecuencias

Amistades y Educación

Alejandro pasaba sus días junto a los niños de la más alta nobleza de Macedonia, con quienes creó lazos de amistad y confianza que durarían hasta sus últimos días. Entre ellos se encontraba Hégestión, quien se convertiría en un amigo inseparable de Alejandro.

Estos niños nobles fueron educados por Leónidas, el tutor. Junto con sus asistentes, le enseñaron artes marciales, música y poesía. Fue durante esta etapa que Alejandro se enamoró de la Ilíada, la obra de Homero que narra las aventuras de los héroes griegos durante la guerra de Troya. En sus juegos, Alejandro siempre quería ser el héroe Aquiles, su pariente lejano. Una copia de la obra de Homero se convirtió en su compañera de viaje durante toda su vida.

Honrando a los Dioses

Un día, Leónidas, el tutor de Alejandro, le enseñó la importancia de honrar a los dioses y le pidió que encendiera incienso en honor a ellos. Alejandro tomó un gran puñado de incienso, pero en ese momento se le dijo: «¿Qué crees que estás haciendo, muchacho? Esto es muy caro. Cuando hayas conquistado los reinos productores de incienso en Asia, podrás derrochar todo el incienso que quieras. Pero por ahora, sé más frugal».

Años después, ya como adulto y después de conquistar Persia, Alejandro envió una gran caja de incienso a su antiguo tutor con el siguiente mensaje: «Estoy enviando esta gran caja de incienso y mirra, y espero que, desde este día en adelante, ya no seas tacaño con los dioses».

Síntesis de la Información

Rey de Macedonia Filippo Segundo
Reina de Piro Olimpia
Leyendas Familiares Hércules y Aquiles
Tutor Leónidas
Amigo Inseparable Hégestión
Ver más  La Odisea de Teseo - Aventuras y luchas del rey ateniense contra las Amazonas y otras criaturas míticas

Preguntas Frecuentes

1. ¿Quiénes eran los padres de Alejandro?

Los padres de Alejandro eran el Rey de Macedonia, Filippo Segundo, y la Reina Olimpia de Piro.

2. ¿De dónde provenía el linaje noble de Alejandro?

La familia de su padre descendía del famoso héroe mitológico Hércules y la sangre de su madre corría por sus venas desde Aquiles, el gran héroe de la Iliada.

3. ¿Cuál era la relación entre Alejandro y su madre?

El vínculo entre Alejandro y su madre, Olimpia, era muy fuerte. Aunque ella le brindaba cuidado y afecto, evitaba malcriarlo demasiado para que no se convirtiera en un adulto suave y sin brío.

4. ¿Quién fue el tutor de Alejandro?

El tutor de Alejandro fue Leónidas.

5. ¿Quién era el amigo inseparable de Alejandro?

El amigo inseparable de Alejandro era Hégestión.

Espero que hayas disfrutado de esta fascinante historia sobre la infancia de Alejandro y sus influencias míticas. Si deseas saber más sobre otras figuras de la mitología, ¡no dudes en explorar nuestros artículos relacionados!

Array