Saltar al contenido

Zeus y el Mito de la Hospitalidad: Filemón y Baucis

Zeus, el dios supremo del universo, solía descender a la Tierra para probar la hospitalidad de los mortales. Siendo una divinidad temida y respetada, era recibido con reverencia y pompa en todos los lugares que visitaba. Sin embargo, esta vez, Zeus quería ver cómo sería recibido si no revelara su verdadera identidad.

Índice

El Viaje de Zeus y Hermes

Invitando a su hijo Hermes a unirse a él, ambos se disfrazaron de humildes viajeros y comenzaron a vagar por la región de Frigia. Se encontraron con una hermosa casa y decidieron golpear a su puerta, buscando algo para comer y un lugar para descansar. Sin embargo, fueron recibidos con frialdad y rechazo por el dueño de la casa, quien les dijo que no estaban en una posada y los echó de allí.

Zeus, conteniendo su ira, decidió continuar su viaje. Más adelante, encontraron otra casa donde parecía haber una fiesta. Se acercaron al anfitrión y le pidieron una bebida para saciar su sed. Pero el anfitrión se preocupó por lo que pensarían los invitados al ver a dos mendigos en su casa durante el día de la boda de su hija. Zeus, a punto de desatar su furia, fue calmado por su hijo Hermes.

Cansados y desilusionados, continuaron tocando puertas en la vecindad, pero solo recibieron insultos y ofensas. Agotados, decidieron intentar en una pequeña y humilde choza que encontraron. Unos ancianos llamados Filemón y Bauquélos los recibieron amablemente, invitándolos a entrar y descansar.

La Sorprendente Hospitalidad de Filemón y Bauquélos

Aunque Filemón y Bauquélos claramente tenían pocos recursos, la señora ofreció amablemente lo poco que tenían a sus invitados. Sirvieron una sopa con pan, y el señor llenó los vasos de los invitados con una bebida casera que él mismo había preparado. Aunque la botella de bebida estaba casi vacía, Filemón decidió compartirla con los viajeros, disculpándose por no poder ofrecerles más debido a su situación económica.

Ver más  Alejandro y Diógenes el Cínico - La Saga de Alejandro Ep.08 - El encuentro con el sabio viviente

En ese momento, Zeus hizo un gesto con los dedos y la botella de bebida se volvió a llenar de manera mágica. Esto asombró a Filemón, quien se dio cuenta de que estaba frente al mismísimo dios del universo. Después de disfrutar de la hospitalidad de la pareja, Zeus les pidió que lo acompañaran hasta lo alto de una colina y les preguntó si había algo que quisieran pedir.

El Deseo Cumplido de Filemón y Bauquélos

«Señor, nos amamos desde nuestra juventud y deseamos partir de este mundo juntos. No queremos sobrevivir el uno sin el otro», respondieron Filemón y Bauquélos. Conmovido por su amor y lealtad, Zeus convocó una gran tempestad que inundó la ciudad y castigó a todos aquellos que habían negado la hospitalidad.

La casa de Filemón y Bauquélos también fue destruida, pero en su lugar, Zeus hizo surgir un hermoso templo de mármol. A partir de ese momento, la pareja se convirtió en los sacerdotes de ese templo dedicado a Zeus y permanecieron juntos hasta el final de sus días.

La Trágica Transformación y el Adiós Final

Filemón y Bauquélos vivieron muchos años juntos, hasta que llegó el día en que les llegó la hora. Caminando de la mano por el jardín del templo, ambos comenzaron a transformarse en dos hermosos árboles, mientras sus raíces se entrelazaban. En ese momento, Filemón pronunció sus últimas palabras: «Adiós, mi amor».

Resumen del artículo sobre Filemón y Bauquélos

Personajes Zeus Hermes Filemón Bauquélos
Papel Dios supremo del universo Hijo de Zeus, dios mensajero Anciano Esposa de Filemón
Acciones Prueba la hospitalidad de los mortales Acompaña a Zeus Brinda hospitalidad a Zeus y Hermes Brinda hospitalidad a Zeus y Hermes
Ver más  El Regreso del Príncipe de Troya: El Destino Cumplido de Casandra y las Gemelas Elena y Casandra

Preguntas frecuentes

1. ¿Cómo se llamaba el hijo que acompañó a Zeus durante su viaje?

El hijo que acompañó a Zeus durante su viaje fue Hermes.

2. ¿Por qué Zeus y Hermes decidieron disfrazarse de humildes viajeros?

Zeus y Hermes decidieron disfrazarse de humildes viajeros para probar la hospitalidad de los mortales sin revelar su verdadera identidad divina.

3. ¿Qué les sucedió a los ancianos, Filemón y Bauquélos, al final del relato?

Al final del relato, Filemón y Bauquélos se transformaron en dos hermosos árboles y sus raíces se entrelazaron, simbolizando su amor eterno.

Artículos relacionados

¡No te pierdas estos otros artículos sobre la mitología griega!

1. «El mito de Prometeo: el regalo del fuego a la humanidad».

2. «Las aventuras de Ulises: un viaje épico de regreso a casa».

3. «Los doce trabajos de Hércules: una prueba de fortaleza y valentía».

¡Esperamos que hayas disfrutado de esta emocionante historia de la mitología griega!