Saltar al contenido

Hermes contra el monstruo de cien ojos: la búsqueda de la ninfa Io – Mitología Griega

En el antiguo Olimpo, la diosa era buscaba desesperadamente a su esposo Zeus. Sin embargo, el descarado parecía estar disfrutando de una de sus escapadas en lo más alto de la montaña. La diosa observó una misteriosa Nube Negra cubriendo el río Inaco, y no tuvo ninguna duda de que su marido se encontraba escondido allí.

Zeus había bajado a la tierra para tener otro encuentro con su amante, una princesa. La joven, astuta, se dio cuenta de que la diosa era se acercaba rápidamente y alertó a Zeus. Él, improvisando, decidió convertir a la chica en una hermosa vaca, fingiendo que no había notado el truco de su esposa.

La diosa, aproximándose, exclamó: «Zeus, ¿qué estás haciendo junto a esa vaca? ¿Acaso no eres mi amado esposo?». Él respondió: «Oh, mi querida esposa, solo estoy admirando esta magnífica vaca. Es realmente hermosa y deseo tenerla para mí». Sintiéndose impotente, Zeus no pudo hacer nada mientras veía a la diosa llevar a la pobre vaca hasta el Olimpo.

Una vez en el Olimpo, la diosa llamó a su fiel lacayo Argos, una criatura con cien ojos. Le encomendó la tarea de llevar a la vaca muy lejos, asegurándose de que no apartara ninguno de sus cien ojos de ella en ningún momento. El monstruo condujo a la bella vaca hasta Egipto, manteniéndola oculta de todos. Finalmente, la soltó, pero siempre se mantuvo vigilante. Incluso cuando descansaba, Argos mantenía algunos de sus ojos abiertos, observando a la ninfa en forma de vaca.

Al enterarse de la desaparición de Io, Zeus solicitó la ayuda de Hermes para encontrarla y matar a la criatura que se la había llevado. Hermes recorrió pastos, campos y pantanos en busca de la vaca desaparecida de Zeus. Finalmente, el Dios ligero encontró a Argos vigilando a la ninfa mientras pastaba.

Ver más  La épica rivalidad entre Takeda Shingen y Uesugi Kenshin: La lucha de dos grandes samuráis

Con astucia, Hermes decidió disfrazarse de pastor de ovejas y fue acercándose a ambos como si no quisiera nada. Tocaba una flauta cuya melodía agradó a la criatura. «Ven aquí, señor pastor, y toca más de ese instrumento para mí», dijo Argos. Mientras Hermes tocaba, notó que el monstruo se relajaba cada vez más, y uno a uno sus ojos comenzaron a cerrarse. Sin embargo, aún había muchos abiertos.

Interesado, Argos le preguntó a Hermes por la historia del instrumento que tocaba. El inteligente Hermes decidió contarle la historia como si estuviera contándosela a un niño para que se durmiera. Cuando la criatura cerró su último ojo, Hermes aprovechó para golpearlo con su caduceo. Este objeto tenía la capacidad de imponer un sueño profundo a cualquiera al que tocara.

Finalmente, utilizando su espada, Hermes decapitó al monstruo. Al enterarse de la muerte de su fiel siervo, la diosa era decidió honrarlo poniendo cada uno de sus ojos en las plumas de su pavo real. Además, ordenó que las furias, entidades de la venganza, atormentaran a la ninfa dondequiera que estuviera.

A partir de ese día, la pobre vaca fue atormentada por una nube de moscas que no la dejaban en paz. Cansada de sufrir el tormento de las moscas, la vaca cayó y, con su último mugido, suplicó a los dioses que pusieran fin a su sufrimiento.

Zeus juró a era que si ella liberaba a la vaca del castigo, él jamás buscaría a la princesa de nuevo. Así, era retiró el suplicio impuesto a la joven. Zeus, cumpliendo su promesa, restauró a la princesa a su forma original. El único vestigio que recordaba a su forma anterior era el color blanco de su piel. El pueblo de Egipto, al ver la transformación, comenzó a adorar a la joven como una figura divina.

Ver más  Poseidon y Anfitrite: El Rey y la Reina de los Mares - Una historia de amor en la mitología griega

La princesa, que se encontraba embarazada de Zeus, dio a luz a Epafo. Ambos gobernaron en Egipto durante muchos años. Y así, Io pasó a ser reverenciada como la diosa Isis, mientras que su hijo Epafo fue considerado como el dios Apis, fundador de la grandiosa ciudad de Memphis.

Índice

Resumen de la historia:

Personajes Eventos clave Lugares
Glosario español: Glosary 2 Spanish: Glossary 3 Spanish:

Preguntas frecuentes:

1. ¿Cuál era el nombre de la diosa que estaba buscando a Zeus?

2. ¿Qué hizo Zeus para esconderse de la diosa?

3. ¿Cuántos ojos tenía el lacayo Argos?

4. ¿Qué poder tenía el caduceo de Hermes?

5. ¿Cuál fue el nombre que la princesa recibió después de ser liberada?

¡Gracias por leer esta fascinante historia! No olvides revisar nuestros artículos relacionados para descubrir más mitos y leyendas interesantes.

Array