Saltar al contenido

Batalla de Platea: La Revancha de Esparta contra los Persas – Guerras Médicas 5

El imperio persa había arrasado la ciudad de Atenas, pero la desastrosa derrota persa en la batalla naval de Salamina hizo imposible una invasión naval de la península del Peloponeso. Jerjes regresó a Asia con parte de su ejército, sin embargo, bajo el mando del general Mardonio quedó un gran ejército cuya misión era dominar el resto de Grecia. Mardonio continuó conquistando y saqueando las ciudades griegas que estaban en su camino.

El ejército espartano y sus aliados defendían el estrecho del istmo, impidiendo así que los persas marcharan hacia las ciudades del Peloponeso. Después de subyugar todo el norte de Grecia, el ejército persa se dirigió hacia el sur con la finalidad de concluir la conquista de Grecia. Las tropas persas estaban acampadas cerca de la ciudad de Platea, en la región de Beocia. Era un ejército de unos 300.000 soldados estacionados a la orilla del río Asopo, en la cima de las montañas cercanas a la ciudad de Platea.

Surge el ejército griego liderado por el rey interino Pausanias, quien sustituyó a Leónidas, el rey que había muerto en las Termópilas hasta que su hijo tuviera edad para reinar. Eran cerca de 40.000 hoplitas y 60.000 tropas auxiliares de las más diversas ciudades griegas. Los griegos acamparon en lo alto de la montaña, teniendo en cuenta que era una excelente posición defensiva. En el lado izquierdo de la formación griega estaban los atenienses, en el centro una mezcla de varias polis griegas y en el lado derecho, que es la posición de honor, estaban los soldados espartanos.

Varios días pasaron mientras ambos ejércitos se miraban y hacían sacrificios a los dioses, esperando una señal auspiciosa para atacar. El general Mardonio ordena que sus arqueros a caballo atormenten a las líneas griegas con sus flechas, con la finalidad de debilitar su moral, pero el tiro le sale por la culata. El noble oficial que comandaba el ataque persa es muerto por los griegos, lo que les anima a reposicionarse más cerca del ejército persa. Ninguno de los dos ejércitos se atreve a atacar. Los griegos temen luchar contra la caballería persa en campo abierto, y los persas saben que el posicionamiento de las tropas griegas favorece a los defensores.

Ver más  La Peste Negra - La Gran Plaga que Devastó el Mundo Medieval

La caballería persa obtiene una gran victoria al conquistar el manantial de agua que abastecía al ejército griego. Los espartanos y sus aliados ahora se encuentran en una situación muy delicada. Con hambre y sed, es imposible mantener la posición indefinidamente, y atacar no parece una alternativa viable. Los griegos deciden retroceder, pero al ser un ejército formado por unidades de orígenes distintos, la retirada se da de forma muy desorganizada.

Mardonio percibiendo la retirada caótica de los griegos, cree que el ejército enemigo está en pánico. Él ordena que todas sus tropas partan hacia el ataque. La falange tebana, que se había aliado a los persas, parte hacia los atenienses, generando una clásica batalla de hoplitas griegos. Mientras el grueso del ejército persa parte en persecución de los espartanos, la caballería intenta diezmarlos, pero es rechazada por la pared de lanzas espartanas. La infantería persa avanza sobre el monte, pero aguarda a que los arqueros debiliten las líneas enemigas.

Los espartanos se protegen de la lluvia de flechas y parten hacia el ataque. Con la ayuda de la gravedad y el descenso del cerro, la falange espartana colisiona contra la línea enemiga y el baño de sangre tiene inicio. La disciplina, la fuerza y el coraje de los soldados espartanos les permiten luchar en pie de igualdad contra un ejército mucho mayor. Los espartanos empiezan a empujar hacia las líneas persas y se acercan a Mardonio y su guardia personal.

El general persa, sobre su caballo, dirigía sus tropas bravamente y tenía como sueño reinar sobre Grecia en nombre de Jerjes. Pero no predijo lo que iba a suceder. Un espartano toma una piedra del suelo y la dispara contra Mardonio, alcanzándolo en la cabeza y causándole la muerte de lo alto de su caballo.

Ver más  Hermes contra el monstruo de cien ojos: la búsqueda de la ninfa Io - Mitología Griega

Al ver a su general caer, el ejército persa entra en pánico y huye del campo de batalla desordenadamente. Los que permanecieron luchando fueron masacrados y los que huyeron hacia la ciudad de Tebas fueron acorralados y ejecutados. La derrota persa fue total. El ejército persa había sido destruido y Grecia estaba finalmente libre de los invasores.

Después de la batalla, el general espartano Pausanias se dirige al campamento persa, que había sido abandonado durante la fuga de los enemigos. Los griegos se admiran con las riquezas y el lujo contenidos en la carpa del general Mardonio, que había sido la carpa personal de Jerjes durante la primera fase de la invasión.

Ante toda la riqueza de los persas, incluso el más rico de los griegos se sentiría pobre. Durante su marcha, Jerjes saqueó y robó varias ciudades griegas, pero al final no logró robar el mayor tesoro griego, que era su libertad.

Índice

Resumen de la Batalla de Platea:

Fecha Ejércitos Resultado
479 a.C. Ejército persa vs Ejército griego Victoria griega

Preguntas frecuentes:

1. ¿Cuál fue la importancia de la Batalla de Platea en la historia de Grecia?

La Batalla de Platea fue una gran victoria para los griegos, ya que marcó el fin de la invasión persa y la liberación de Grecia del dominio extranjero. Fue un hito decisivo en la historia de Grecia y la consolidación de su identidad y autonomía.

2. ¿Quiénes fueron los líderes principales en la Batalla de Platea?

El general espartano Pausanias lideró el ejército griego, mientras que el general persa Mardonio comandaba las tropas invasoras.

Ver más  El Centurión Leal: Un Héroe en la Historia de Roma

3. ¿Cuál fue la estrategia clave de los griegos en la batalla?

Los griegos aprovecharon su posición defensiva en lo alto de una montaña, utilizando la disciplina y la fuerza de su falange espartana para enfrentarse a un ejército persa mucho más numeroso. Además, resistieron los intentos de la caballería persa de diezmar sus filas y finalmente derrotaron a las tropas invasoras.

4. ¿Cuáles fueron las consecuencias de la Batalla de Platea?

La Batalla de Platea marcó el final de la segunda invasión persa y aseguró la independencia de Grecia. Después de esta victoria, los griegos lograron expandir su influencia en el mar Egeo y consolidar la Liga de Delos, una alianza defensiva que fortaleció su posición frente a futuras amenazas externas.

5. ¿Cómo se celebró la victoria de los griegos en la Batalla de Platea?

La victoria en la Batalla de Platea fue celebrada por los griegos con grandes festivales y ceremonias religiosas. Se erigieron monumentos conmemorativos y se realizaron sacrificios en honor a los dioses que habían favorecido a los griegos en la batalla.

Espero que hayas disfrutado de este artículo sobre la Batalla de Platea. Si estás interesado en aprender más sobre la historia y mitología de Grecia, te invito a explorar otros artículos relacionados en nuestro sitio web.

¡Hasta la próxima!