Saltar al contenido

Los Jardines Colgantes de Babilonia: Maravilla desaparecida

En el reino de Babilonia, alrededor del año 600 antes de Cristo, se llevó a cabo una magnífica obra de arquitectura conocida como los Jardines Colgantes de Babilonia. Esta construcción fue motivada por el amor del rey Nabucodonosor II hacia la princesa Aphytis de Medan. El rey babilónico había logrado unificar los reinos de Babilonia y Media, y finalmente regresó triunfante de sus conquistas con la princesa Aphytis como su esposa.

Índice

La inspiración detrás de los Jardines Colgantes de Babilonia

Algunos informes afirman que Aphytis extrañaba las montañas de su tierra natal, cubiertas por las plantas más hermosas. Sin embargo, Babilonia era una gran llanura y su horizonte carecía de variedad. Consciente de la nostalgia que afectaba a su nueva reina, el rey de Babilonia decidió tomar acción y ordenó la construcción de una espectacular obra de ingeniería.

Una maravilla arquitectónica inigualable

Así comenzó la gran construcción de los Jardines Colgantes de Babilonia. Se erigió una impresionante pirámide de escalones, donde las terrazas eran apoyadas por hermosas columnas. En estas terrazas se plantaron las más diversas variedades de plantas procedentes de todo el mundo. El jardín estaba repleto de árboles frutales y flores de todos los colores. Tal edificio asombró a todos aquellos que visitaron la capital del imperio babilónico.

El cumplimiento del anhelo de Aphytis

Cuando la princesa Aphytis contempló el hermoso jardín construido por su esposo, pudo mitigar su añoranza por su tierra natal. La exuberancia y belleza de los Jardines Colgantes de Babilonia lograron satisfacer su anhelo por la naturaleza. Esta lujosa construcción solo fue posible gracias al poder económico del reino de Babilonia, el cual era la nación más próspera de su tiempo.

Ver más  La épica rivalidad entre Takeda Shingen y Uesugi Kenshin: La lucha de dos grandes samuráis

La controversia sobre la existencia de los Jardines Colgantes de Babilonia

Aunque varios relatos históricos confirman la existencia de los Jardines Colgantes de Babilonia, su veracidad ha sido objeto de controversia debido a la falta de documentos babilónicos que lo confirmen y a la escasez de hallazgos arqueológicos que prueben de manera definitiva su existencia.

Poco se sabe sobre el propósito exacto que se le dio a esta imponente maravilla arquitectónica. Una de las principales hipótesis es que los Jardines Colgantes de Babilonia fueron destruidos por terremotos a lo largo del tiempo. Sin embargo, aunque esta gran obra haya desaparecido, la historia de estos hermosos jardines, fruto del amor entre el rey de Babilonia y su reina, sigue habitando la imaginación de las nuevas generaciones.

Resumen

Año de construcción 600 a.C.
Motivación de la construcción Amor del rey Nabucodonosor II hacia la princesa Aphytis de Medan
Características principales Pirámide de escalones con terrazas apoyadas en columnas, plantas variadas de todo el mundo
Objetivo Desconocido, hipótesis destrucción por terremotos

Preguntas frecuentes sobre los Jardines Colgantes de Babilonia

1. ¿Existen evidencias concretas de la existencia de los Jardines Colgantes de Babilonia?

Aunque existen relatos históricos que confirman su existencia, la falta de documentos babilónicos y hallazgos arqueológicos ha generado controversia sobre su veracidad.

2. ¿Cuál era el propósito principal de los Jardines Colgantes de Babilonia?

El propósito exacto de esta construcción sigue siendo desconocido. Sin embargo, se especula que su función podría haber sido principalmente estética o de placer.

3. ¿Cómo se financió la construcción de los Jardines Colgantes de Babilonia?

Ver más  La Peste Negra - La Gran Plaga que Devastó el Mundo Medieval

Se cree que la construcción fue posible gracias al poder económico de Babilonia, que era la nación más rica de su tiempo.

Consulta los artículos relacionados

Si te ha interesado la historia de los Jardines Colgantes de Babilonia, te invitamos a explorar nuestros otros artículos relacionados con la mitología y las maravillas arquitectónicas de la antigüedad.

¡Hasta la próxima!