Saltar al contenido

Bodas morganáticas: amor prohibido entre reyes y plebeyas

En la actualidad, es común ver a monarcas o príncipes herederos casarse con personas que no pertenecen a la realeza. Sin embargo, si nos remontamos al siglo pasado, veremos que esto estaba prohibido por las casas reales. Los monarcas, aunque enamorados de sus amadas, buscaban la manera de casarse mediante lo que se denominaba matrimonio morganático.

Índice

¿Qué es un matrimonio morganático?

Un matrimonio morganático es aquel en el que un rey, reina, príncipe o princesa se casa con alguien de una posición social inferior, alguien que no cumple los mismos requisitos de posición o privilegios que ellos. Esto puede ser un noble de baja condición o incluso un plebeyo.

Para comprender el significado de un matrimonio morganático, debemos viajar en el tiempo y centrarnos en el contexto de la realeza. Una vez allí, comprenderemos que este término se enmarca dentro de las convenciones sociales y culturales del Antiguo Régimen, cuyo objetivo era mantener la equivalencia de estatus social entre los miembros pertenecientes a las distintas dinastías reales europeas.

En muchas ocasiones, los matrimonios reales se concertaban por motivos dinásticos o políticos. Al estar formados por personas de distintos niveles sociales, el matrimonio morganático impedía que los títulos, privilegios y propiedades del cónyuge de nivel superior pasaran al cónyuge de nivel inferior. Además, la descendencia que pudieran tener los hijos nacidos de tal unión no se consideraban hijos legítimos.

Este tipo de matrimonio podía celebrarse entre un miembro de la realeza y otro de la aristocracia, o entre un noble y un plebeyo. Sus raíces se encuentran en el derecho germánico y luego se extendió a otros países.

Dentro de la Iglesia Católica, la celebración de estas bodas se realizaba con total normalidad, al igual que cualquier otra boda. Sin embargo, existía un detalle en la ceremonia que la diferenciaba de las demás. Durante la celebración, el novio debía tomar la mano derecha de la novia con la mano izquierda en lugar de con la derecha, por eso en alemán se conocía como «poda de sordos».

Ver más  El Origen de Helena de Troya - Mitología Griega

Ejemplos de matrimonios morganáticos en la realeza

A lo largo de la historia, hemos visto algunos ejemplos de monarcas que se han casado con plebeyos o, mejor dicho, han tenido matrimonios morganáticos. Uno de los casos más conocidos es el de Luis XIV, el «Rey Sol». Durante su reinado, acumuló varias amantes, pero tuvo dos compañeras notables en sus aventuras amorosas. La reina María Teresa tuvo que soportar varios engaños por parte del rey, pero lo peor es que incluso él engañaba a sus amantes. Luis XIV tenía una amante favorita, Madame de Montespan, pero acabó enamorándose de la niñera de sus hijos bastardos en una de sus discretas visitas a sus hijos. El rey conoció a Françoise y pronto entablaron una relación. Su cercanía dio paso a la pasión y en poco tiempo se casaron mediante un matrimonio morganático. Françoise se convirtió en la mano derecha de su marido y fue alabada por su personalidad humilde y generosa. Incluso creó una organización para ayudar a las mujeres pobres. A pesar de los rumores sobre la sexualidad del rey, no se ha encontrado ninguna evidencia de infidelidades durante su duradero matrimonio con Françoise.

Otro ejemplo es el de Francisco Fernando, príncipe heredero de Austria-Hungría. A pesar de ser uno de los aristócratas más importantes de su época y uno de los hombres más ricos de Europa, su vida cambió radicalmente cuando se enamoró de Sofía, una condesa sin título noble. Aunque se esperaba que el príncipe heredero mantuviera un vínculo matrimonial con la hija de un rey o príncipe, él decidió seguir su corazón y casarse con Sofía. Esto causó un gran escándalo en la familia imperial, pero él no se dejó influenciar y oficializó su matrimonio con la mujer que amaba.

Ver más  Cnut the Great (Canuto) - Viking Warrior who Ruled over England and Scandinavia

Podemos mencionar también a Isabel Woodville, la esposa de Eduardo IV de Inglaterra. Ella era viuda y tenía dos hijos cuando conoció al rey. Le dijo que no estaría dispuesta a tener relaciones sexuales con él sin antes casarse y convertirse en reina de Inglaterra. Isabel era impopular y orgullosa, pero su descendencia perduraría en la historia, ya que a través de su hija, Isabel de York, se formaría la gran dinastía Tudor.

Por último, encontramos a Pedro de Orleans e Braganza, hijo mayor de la princesa Isabel de Brasil. Después de que la monarquía fuera abolida, él y su familia fueron exiliados. Posteriormente, se estableció en Francia, donde contrajo matrimonio con Elizabeth, una joven sin título nobiliario. A pesar de los deseos de la familia imperial, Pedro decidió abdicar al trono y oficializar su matrimonio con su amada.

Tabla resumen de matrimonios morganáticos en la realeza

Monarca Cónyuge Tipo de matrimonio Fecha
Luis XIV Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Mortemart Morganático 1675
Francisco Fernando Sofía Chotek Morganático 1900
Eduardo IV de Inglaterra Isabel Woodville Morganático 1464
Pedro de Orleans e Braganza Elizabeth Dobrzensky de Dobrzenicz Morganático 1908

Preguntas frecuentes sobre los matrimonios morganáticos

¿Qué es un matrimonio morganático?

Un matrimonio morganático es aquel en el que un miembro de la realeza se casa con alguien de una posición social inferior, sin que el cónyuge inferior adquiera los mismos títulos y privilegios.

¿Por qué se celebraban los matrimonios morganáticos en la realeza?

Estos matrimonios se celebraban para mantener la equivalencia de estatus social entre los miembros de diferentes dinastías reales y evitar que los títulos, privilegios y propiedades pasaran a la descendencia del cónyuge inferior.

Ver más  Lagos y ríos sagrados: Los misterios de las náyades en la mitología griega

¿Qué diferencia hay entre un matrimonio morganático y uno convencional?

En un matrimonio morganático, el cónyuge inferior no adquiere los mismos títulos y privilegios que el miembro de la realeza, y la descendencia de este matrimonio no se considera legítima.

¿Cuáles son algunos ejemplos famosos de matrimonios morganáticos en la realeza?

Algunos ejemplos famosos son el matrimonio entre Luis XIV y Françoise-Athénaïs de Rochechouart de Mortemart, el matrimonio entre Francisco Fernando y Sofía Chotek, el matrimonio entre Eduardo IV de Inglaterra e Isabel Woodville, y el matrimonio entre Pedro de Orleans e Braganza y Elizabeth Dobrzensky de Dobrzenicz.

Estos son solo algunos ejemplos de matrimonios morganáticos en la realeza. Si estás interesado en conocer más historias fascinantes, ¡no dudes en visitar nuestro blog!

Hasta pronto, queridos lectores. No olviden visitar nuestros artículos relacionados para seguir explorando el apasionante mundo de la realeza y la mitología.