Saltar al contenido

La partida de los griegos hacia Troya – Odiseo, Helena, y el destino de la guerra

Tras el sacrificio de Ifigenia, la armada griega estaba finalmente lista para zarpar hacia Troya. Sus barcos estaban llenos de combustible y los hombres estaban ansiosos por comenzar su viaje. Caracas realizó los últimos sacrificios a los dioses para que le garantizaran un viaje seguro. Fue entonces cuando el vidente vio una serpiente acercándose a un nido con ocho gorriones jóvenes y su madre. La serpiente devoró a todos los pájaros y Calcas reveló a los griegos el significado de tal presagio.

Según Calcas, los hijos de Príamo caerían uno a uno y finalmente la ciudad de Troya sucumbiría ante el valor de los hijos de Helio. Todos los guerreros se alegraron, pero no escucharon el resto de la predicción. Decía que se necesitarían nueve años de asedio, y solo en el décimo año la ciudad caería con la ayuda de vientos favorables.

La gigantesca escuadra griega partió para cruzar el mar Egeo en dirección a Troya. Más de mil 200 naves llenas de guerreros zarparon de las playas de Aulis con el objetivo de castigar a Troya por secuestrar a la reina Helena de Esparta. Agamenón, el comandante supremo del ejército griego, deseaba venganza y también codiciaba el botín de guerra. Otros héroes, como Odiseo, también buscaban gloria en los campos de batalla. Odiseo deseaba regresar a casa cuanto antes para dar gloria al reino de Ítaca y a su familia.

Varios otros guerreros también anhelaban hacer de los campos de batalla de Troya su lugar de triunfo. Entre ellos estaban Ajax de Salamina y Diomedes de Arcos. Otro famoso guerrero de la época que dejaría su huella en el conflicto era Filóctetes. Fue un fiel amigo de Hércules y recibió de manos del gran héroe su magnífico arco y las flechas envenenadas con la sangre de la Hidra.

Ver más  La formación de Alejandro como comandante y regente

A pesar de estar destinado a realizar grandes hazañas, a Filóctetes le ocurrió una gran desgracia. Mientras abastecía el barco, una serpiente lo atacó. Algunos dicen que fue a instancias de la diosa Hera, que lo castigaba por su enlace con Hércules, enemigo de la diosa. El héroe fue ayudado por sus amigos a volver al barco, pero su herida causó un terrible dolor y una mancha negra se apoderó de su pierna.

Odiseo se dio cuenta de que esta situación afectaría la moral de los griegos y podría causar una tragedia para la expedición. Por ello, ordenó que el barco que transportaba a Filóctetes atracara en la isla de Lemos, donde el héroe sería desembarcado. Filóctetes fue abandonado en la playa junto con su arco y algunas provisiones.

Índice

El regreso de París y la llegada de Helena

Finalmente, el príncipe París regresó a Troya trayendo consigo a la hermosa Helena. Aunque estaban impresionados por su belleza, el pueblo troyano miraba a Helena con severidad, pues sabían que era portadora de las penas traídas por el dios Ares. Los nobles y príncipes troyanos parecían decididos a no permitir que París y su presa se instalaran en el palacio real.

Sin embargo, al ver los tesoros robados de Esparta que serían repartidos entre ellos, y las bellas acompañantes griegas de Helena, que podrían convertirse en sus concubinas, cambiaron rápidamente de opinión. La reina Hécuba preguntó a Helena si era por su propia voluntad que se presentaba en esa corte, y ella aseguró que estaba allí movida por un auténtico amor hacia el príncipe París y que su vida corría peligro debido al odio que los griegos le tenían.

Ver más  Medusa: La triste historia de la sacerdotisa maldita

El rey Príamo, a petición de la reina Hécuba, le aseguró a Helena que estaría bajo su protección y le concedió la ciudadanía troyana. A partir de ese día, sería conocida como Helena de Troya.

Tabla de resumen

Sacrificio de Ifigenia Tras el sacrificio de Ifigenia, la armada griega estaba lista para zarpar hacia Troya.
Predicción de Calcas Calcas predijo que los hijos de Príamo caerían uno a uno y que Troya sucumbiría en el décimo año del asedio.
Objetivo de la guerra El objetivo de la guerra era castigar a Troya por secuestrar a la reina Helena de Esparta.
Los héroes griegos Agamenón, Odiseo, Ajax, Diomedes y Filóctetes eran algunos de los héroes que participaron en la guerra.
La llegada de Helena Helena regresó a Troya con el príncipe París y fue aceptada bajo la protección del rey Príamo.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuándo zarparon los griegos hacia Troya?

Los griegos zarparon hacia Troya tras el sacrificio de Ifigenia.

2. ¿Cuál fue la predicción de Calcas?

Calcas predijo que los hijos de Príamo caerían uno a uno y que Troya sucumbiría en el décimo año del asedio.

3. ¿Cuál era el objetivo de la guerra?

El objetivo de la guerra era castigar a Troya por secuestrar a la reina Helena de Esparta.

4. ¿Quiénes eran algunos de los héroes griegos en la guerra?

Algunos de los héroes griegos en la guerra eran Agamenón, Odiseo, Ajax, Diomedes y Filóctetes.

5. ¿Qué ocurrió cuando Helena llegó a Troya?

Cuando Helena llegó a Troya con el príncipe París, fue aceptada bajo la protección del rey Príamo.

Espero que hayan disfrutado de esta interesante historia de la mitología griega. Si desean seguir leyendo sobre otros mitos y leyendas, los invito a explorar los artículos relacionados en mi blog. ¡Hasta la próxima!

Ver más  El Majestuoso Grifo - Mitología y Legado Cultural