Saltar al contenido

Mitología Egipcia: Los dioses y la historia de Horus, Ra, Anubis, Set, Osiris y Bastet

En el principio, no había nada. El universo consistía en un gran océano caótico. De este caos primordial emergió Nun, un enorme monte piramidal. Junto con Nun, surgió también una flor de loto que, al florecer, trajo al mundo al dios Ra y con él, la luz.

Solo generó la primera generación de dioses. Nacieron Shu, el dios del aire, y Tefnut, la diosa de la lluvia. El universo estaba tomado por una inmensa masa de aguas primordiales. Ra se sumergió en las aguas para explorar su inmensidad, pero quedó afligido al darse cuenta de que sus hijos no regresaban. Temiendo nunca más verlos, envió a su mejor mensajero, Anubis, para encontrarlos.

Anubis y su compañera, Nut, regresaron a salvo. La alegría de Ra fue tanta que las lágrimas que corrían por sus ojos dieron origen a los seres humanos. Después de regresar, sus hijos a su vez generaron a Geb, dios de la tierra, y Nut, diosa del cielo. Así, crearon el cielo y la tierra.

Índice

El reinado de Ra

El gran dios Ra gobernaba el universo de forma soberana y a él se le atribuye el título de primer faraón. El dios regaló a Egipto varios animales sagrados, como el buey y el león, pero su mayor regalo fue la creación del río Nilo. Alrededor de sus márgenes, el hombre erigió una civilización en gloria a los dioses.

Pero Ra tenía un presagio: sus nietos generarían una nueva generación de dioses que pondrían fin a su reinado. Por eso, el gran dios prohibió que el cielo y la tierra engendraran su descendencia. Pero Nut y Geb desobedecieron a Ra y dieron origen a una poderosa descendencia: Isis, Neftis, Seth y Osiris.

La saga de los dioses de Egipto

Después de destituir a Ra, Osiris se convirtió en el nuevo dios del universo. El nuevo dios supremo tomó a la diosa Isis como su esposa e inició un reinado de gran prosperidad. Osiris trajo a la civilización a los hombres, que hasta ese momento vivían de forma muy primitiva. Les enseñó la agricultura, el tejido y cómo hacer pan, además de instituir el uso de las leyes para colocar orden donde reinaba el caos. La civilización egipcia comenzó a florecer bajo el reinado del dios Osiris.

Pero Osiris tenía un hermano poderoso y ambicioso llamado Seth, quien estaba ávido de tomar todo el poder para sí. Así, comenzó la saga de los dioses de Egipto. Seth destituyó a Osiris y pasó a reinar sobre el mundo. Sin embargo, el trono del nuevo dios no estaba seguro, ya que su hermano Seth estaba ansioso por tomar todo el poder para sí.

Osiris tuvo un hijo con Isis llamado Horus, quien juró derrocar a Seth y reclamar el trono que le pertenecía por derecho. Seth, el dios de la destrucción, había asesinado a Osiris, el dios que reinaba supremo en la mitología egipcia. Se adueñó del trono de su hermano y empezó su reinado de terror.

Después de una larga batalla entre Seth y Horus, este último consiguió arrancarle los ojos a Seth. Gracias a la ayuda de Hathor, diosa del amor, Horus tuvo sus ojos restaurados. Finalmente, el tribunal de los dioses decidió que Seth y Horus se reconciliaran. El dios maligno, fingiendo buena voluntad, invitó a Horus a una festividad en su palacio. Durante la noche, intentó abusar de su sobrino haciéndolo indigno para el trono. Sin embargo, Horus consiguió defenderse e impidió que el dios plantara su semilla venenosa.

Horus decidió vengarse con la ayuda de Isis. El dios colocó su semilla divina en hojas de lechuga que fueron ofrecidas a Seth por la diosa. Seth, el dios de los desiertos infértiles, comió la lechuga contaminada y quedó envenenado. Comenzó a deteriorarse frente a todos y de su frente salió un disco brillante, que Horus tomó y puso en su propia cabeza. Set había sido humillado y, finalmente, después de 80 años, el tribunal concedió a Horus el trono que le pertenecía por derecho.

Así comenzó el reinado de Horus sobre Egipto y entre sus descendientes estaban todos los faraones que una vez reinaron sobre Egipto.

Ver más  La Locura de Odiseo - Reunión de Griegos: Episodio 06 de la Guerra de Troya

El papel de Ra en la mitología egipcia

Ra es el dios solar de la mitología egipcia. El dios es generalmente representado como un ser con cuerpo de hombre y cabeza de halcón, y sobre su cabeza lleva el disco solar. Un día, Ra fue el mayor de todos los dioses, pero el tiempo lo desgastó y, al verse viejo, decidió dejar el poder y partir hacia los cielos.

Ra es una de las figuras más reverenciadas en toda la mitología egipcia. Como dios solar, una de sus funciones era alejar las tinieblas y, para realizar su trabajo, Ra cruzaba los cielos en su barca, iluminando todo el mundo. Pero cuando llegaba el crepúsculo, él y su barca se sumergían en las aguas del mar hacia el inframundo. Allí, debía navegar por el mundo oscuro y atravesar las doce puertas, cada una representando una región del inframundo.

Ra llevaba una hora para atravesar cada puerta. En una de ellas se encontraba Osiris, el señor del inframundo, a quien Ra siempre visitaba para rendirle homenaje. Pero antes de salir de la oscuridad del inframundo, el dios era atacado por la terrible serpiente Apophis, una fuerza del caos que intentaba destruir la barca de Ra.

A lo largo de los años, Ra recibió ayuda de otras deidades en su lucha diaria contra Apophis. El dios Seth, que fue destituido por Horus, se unió a Ra en su embarcación para protegerlo contra la serpiente. Anubis, el dios chacal, y Bastet, la diosa gato, también brindaron su apoyo en la lucha contra Apophis.

Aunque Apophis intentaba destruir la barca de Ra, el dios lograba mantenerla a salvo, asegurando así la continuación del orden cósmico. A pesar de las luchas constantes, Ra nunca dejó de cumplir su tarea de alejar las tinieblas y traer la luz al mundo.

El papel de Anubis en la mitología egipcia

Anubis es una de las principales deidades de la mitología egipcia. Es el dios con la cabeza de chacal, y está ligado a la vida después de la muerte. También es considerado el dios del embalsamamiento y la momificación.

Anubis era el encargado de conducir el espíritu de los muertos hasta el inframundo, donde serían juzgados en el Salón de las Dos Verdades. En este juicio, su corazón se ponía en una balanza y, del otro lado, se colocaba la Pluma de la Verdad. Si el corazón era más ligero que la pluma, el difunto sería llevado ante Osiris para recibir su juicio final.

Además de su papel en la vida después de la muerte, Anubis también era considerado el protector de las tumbas y los cementerios, y se creía que ahuyentaba a los espíritus malignos.

Al ser el dios del embalsamamiento, Anubis era venerado durante los rituales fúnebres. Los sacerdotes a menudo llevaban máscaras de chacal durante el proceso de momificación. Los egipcios creían que Anubis guiaba a los muertos hacia la vida eterna y los protegía en su viaje al más allá.

Anubis también tenía una conexión con otros dioses de la mitología egipcia. Era hijo de la diosa Nut y esposo de la diosa Kebechet, que también eran deidades asociadas con la vida después de la muerte. El culto a Anubis se extendió mucho más allá de las fronteras de Egipto, y su imagen y símbolos se pueden encontrar en muchas tumbas y templos egipcios.

La influencia de Hathor en la mitología egipcia

Hathor es la diosa de la fertilidad y la belleza en la mitología egipcia. Es hija de Ra, el dios del sol, lo que la convierte en una de las deidades egipcias más importantes.

La diosa es representada de varias maneras. A menudo se la representa como una vaca sagrada, pero también se la puede ver como una mujer que lleva una corona con cuernos y un disco solar entre ellos.

Hathor era adorada en todo Egipto y sus funciones como diosa podían variar enormemente. Además de ser venerada como la diosa de la fertilidad, los egipcios creían que Hathor era la madre universal debido a su carácter maternal. La diosa era invocada para ayudar en el parto y también estaba vinculada a la muerte, ya que daba la bienvenida a los muertos al mundo de los muertos, ofreciéndoles comida y bebida.

Ver más  La Trágica Ascendencia de Equidna, la Madre de los Monstruos

Hathor también estaba vinculada a la belleza y la alegría. Sus festividades estaban llenas de danzas alegres y se consideraba a la diosa como la diosa de la danza. Hathor también estaba conectada con la vegetación y algunos la asocian con la planta del papiro, considerada sagrada.

El templo principal dedicado a Hathor era el Templo de Dendera. Los enfermos acudían allí en busca de tratamiento, ya que Hathor también era considerada una diosa relacionada con la curación. El culto a Hathor se mantuvo incluso durante el período de dominio griego y romano sobre Egipto, y la diosa fue asociada con Afrodita por los griegos y con Venus por los romanos.

La serpiente Apophis en la mitología egipcia

Apophis, también conocido como Apopis, es una gran serpiente de la mitología egipcia. Esta gigantesca serpiente es un agente del caos y enemigo de Ra, la deidad solar. Apophis personifica el mal y trae consigo la destrucción.

Apophis vivía en el inframundo egipcio y desde allí intentaba emboscar a Ra cuando este atravesaba el inframundo durante la noche. La serpiente gigante podía causar terremotos a medida que se adentraba más profundamente en las profundidades.

En su lucha constante contra Apophis, Ra recibía ayuda de otras deidades. El dios Sete también acompañaba a la divinidad solar en su barca para protegerla contra la serpiente. Anubis, el dios chacal, y Bastet, la diosa gata, también brindaron su apoyo en la lucha contra Apophis.

Aunque Apophis intentaba destruir la barca de Ra, el dios lograba mantenerla a salvo, asegurando así la continuación del orden cósmico. Ra nunca dejó de cumplir su tarea de alejar las tinieblas y traer la luz al mundo.

La historia de Osiris y la resurrección

Osiris es una de las principales deidades de la mitología egipcia. Es considerado el primer faraón de Egipto y el dios de la vida y la muerte.

Osiris era amado y reverenciado por su sabiduría y benevolencia. Bajo su reinado, Egipto prosperó y se convirtió en un lugar próspero. Enseñó a los hombres las artes de la agricultura, la música y el tejido, y promulgó leyes para establecer el orden en el caos.

Osiris tuvo un hermano llamado Seth, quien estaba celoso de su reino fértil y próspero. Seth ideó un plan para matar a Osiris y tomar su lugar en el trono. Engañó a Osiris y lo atrapó en un ataúd, que fue arrojado al río Nilo.

Isis, la esposa de Osiris, rescató el cuerpo de su esposo, lo que enfureció a Seth. En represalia, Seth despedazó el cuerpo de Osiris en 42 pedazos y los esparció por todo Egipto. Isis recogió la mayoría de los pedazos y, con la ayuda de Anubis, logró recuperar todos los fragmentos.

Mediante un ritual mágico, Isis logró devolver la vida a Osiris, pero ya no sería el mismo. Osiris se convirtió en el dios del mundo de los muertos y pasó a reinar en el inframundo. Después de volver a la vida, Osiris tuvo un hijo con Isis llamado Horus, quien juró vengar la muerte de su padre y derrotar a Seth.

La historia de Osiris simboliza los ciclos de vida y muerte en la naturaleza. Gracias a la intervención de Isis y su poder divino, Osiris pudo regresar a la vida después de su muerte. Esta historia también representa la esperanza de un renacimiento y la creencia en la vida después de la muerte en la cultura egipcia.

La lucha entre Horus y Seth

Horus es una de las divinidades más importantes de la mitología egipcia. Es el hijo de Osiris y su esposa Isis, y su papel es derrotar a Seth y reclamar el trono que le corresponde por derecho.

Seth había usurpado el trono de Osiris y cometido muchas maldades en su reinado de terror. Horus, como heredero legítimo, se enfrentó a Seth en una batalla épica por el control de Egipto. Durante la contienda, contó con la simpatía de Ra, ya que Seth protegía al dios solar de la serpiente Apophis durante sus travesías por los cielos.

Ver más  Las Furias: Divinidades de la Venganza en la Mitología Griega.

En un desafío entre los dioses, Horus y Seth se transformaron en hipopótamos y debieron estar sumergidos durante tres meses. Horus confiaba en que su madre, Isis, aprovecharía la vulnerabilidad de Seth para matarlo. Sin embargo, Isis sintió simpatía por Seth y no pudo hacerle daño.

Esta traición enfureció a Horus, quien atacó a su madre y le cortó la cabeza. El dios Tot, divinidad del conocimiento, salvó a Isis colocándole una cabeza de vaca en lugar de la antigua. La disputa entre Seth y Horus continuó durante muchos años, y en una de las batallas, Horus logró arrancarle los ojos a Seth con la ayuda de Hathor, la diosa del amor.

Finalmente, el tribunal de los dioses exigió que Seth y Horus se reconciliaran. El dios maligno, fingiendo buena voluntad, invitó a Horus a una festividad en su palacio. Durante la noche, intentó abusar de su sobrino haciéndolo indigno para el trono. Sin embargo, Horus logró defenderse e impidió que Seth plantara su semilla venenosa.

Decidido a vengarse, Horus colocó su semilla divina en hojas de lechuga, que fueron ofrecidas a Seth por Isis. Seth, el dios de los desiertos infértiles, comió la lechuga contaminada y quedó envenenado. Comenzó a deteriorarse frente a todos, y de su frente salió un disco brillante que Horus tomó y puso en su propia cabeza.

Después de 80 años de lucha, finalmente el tribunal concedió a Horus el trono que le correspondía por derecho. Osiris miraba orgulloso a su hijo, ahora conocido como Horus el Conquistador, mientras asumía el trono de su padre.

Resumen de la mitología egipcia

Dioses Papel
Ra Dios solar que trae la luz al mundo y lucha contra la serpiente Apophis.
Anubis Dios con cabeza de chacal, conductor de las almas hacia el inframundo.
Hathor Diosa de la fertilidad y la belleza, protectora de las tumbas y los cementerios.
Apophis Gigantesca serpiente de la mitología egipcia, personifica el mal y trae la destrucción.
Osiris Dios de la vida y la muerte, derrocado por Seth y resucitado como dios del inframundo.
Horus Dios que lucha contra Seth por el trono de Egipto, hijo de Osiris e Isis.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuál es el papel de Ra en la mitología egipcia?

Ra es el dios solar que trae la luz al mundo y lucha contra la serpiente Apophis para mantener el orden cósmico.

2. ¿Cuál es la historia de Osiris y Seth?

Osiris fue destituido por Seth y asesinado, pero fue resucitado por Isis y se convirtió en dios del inframundo. Seth intentó usurpar el trono de Osiris, pero fue derrotado por Horus, el hijo de Osiris y Isis.

3. ¿Cuál es el papel de Anubis en la mitología egipcia?

Anubis es el dios con cabeza de chacal, conductor de las almas hacia el inframundo y protector de las tumbas y cementerios.

4. ¿Qué representa Apophis en la mitología egipcia?

Apophis es una gigantesca serpiente que personifica el mal y trae la destrucción. Es enemigo de Ra, el dios solar.

5. ¿Cómo se resuelve la lucha entre Horus y Seth?

Después de una larga batalla, Horus logra derrotar a Seth y reclamar el trono que le corresponde por derecho.

¡Espero que hayan disfrutado de esta inmersión en la mitología egipcia! Para más artículos relacionados con la mitología, no olviden visitar mi blog. ¡Hasta la próxima!