Saltar al contenido

Los Caballeros Hospitalarios – Historia y legado en la era de las cruzadas

Durante la Era de las Cruzadas, el mundo se vio sumergido en la violencia. El constante flujo de migrantes europeos hacia Tierra Santa también trajo consigo la propagación de enfermedades y dolencias. A medida que las terribles batallas llegaron a su fin, un gran número de cadáveres quedaron abandonados, lo que provocó la proliferación de plagas como ratas y moscas. En algunos lugares, la situación era tan insostenible que se necesitaba actuar con urgencia.

Índice

La Ciudad Sagrada

Jerusalén, debido a su importancia religiosa, era la ciudad con la mayor afluencia de personas en esa región. Había judíos, cristianos y, eventualmente musulmanes, conviviendo en las estrechas calles de la ciudad. Esta alta densidad de población aumentaba el riesgo de epidemias y enfermedades.

El Monasterio de San Juan Bautista

En 1099, el monasterio de San Juan Bautista fundó un establecimiento en Jerusalén para acoger a los peregrinos cristianos. En este monasterio, se construyó un hospital con el objetivo de aliviar el sufrimiento de los enfermos de la ciudad. Los monjes, pertenecientes a la Orden de San Benito, administraban el hospital y tenían la particularidad de vestir mantos oscuros, incluso dentro del hospital.

La Orden Soberana y Militar de Malta

No obstante, atender a los soldados cruzados que se iban a luchar en territorios alejados de Jerusalén se convirtió en un desafío. Transportar a los soldados heridos hasta el hospital desde los campos de batalla era un viaje doloroso, y muchos no sobrevivían. Además, enviar a los simples monjes sin el adecuado entrenamiento de combate para tratar a los heridos en los campos de batalla no parecía una solución eficiente.

Es en este contexto cuando Gerardo Ton, uno de los miembros más importantes del monasterio de San Juan Bautista, fundó la Orden soberana y Militar de Malta, también conocida como la Orden de los Caballeros Hospitalarios. El monasterio de San Juan se convirtió en la sede oficial de los caballeros hospitalarios, donde los jóvenes reclutas de la orden debían estudiar y aprender tanto el arte del combate como el arte de la medicina.

Ver más  Papa Formoso: Juicio póstumo, reformas y legado

Defensa de la Fe y Asistencia a los Pobres

El lema de la Orden Hospitalaria era «Defensa de la Fe y Asistencia a los Pobres». Los caballeros hospitalarios tenían como objetivo principal proteger el monasterio, cuidar de los cristianos de Jerusalén y ayudar a los necesitados. Para enfatizar el ideal de humildad, los caballeros apreciaban mantener una apariencia sencilla en sus túnicas, manteniendo los colores oscuros de los monjes y llevando el emblema de una cruz blanca.

La Batalla de Arco Fé

La Orden Hospitalaria se convirtió en una fuerza esencial en los campos de batalla. No solo curaban a los soldados heridos, sino que también luchaban contra los ejércitos sarracenos con gran fervor. Una de las batallas más importantes en las que estuvieron presentes fue la Batalla de Arco Fé, durante la Tercera Cruzada. En esta batalla, el Rey Ricardo Corazón de León se enfrentaba a dificultades contra el ejército del Sultán Saladino. Los caballeros hospitalarios, ubicados en la retaguardia del ejército de Ricardo, se dedicaron a rescatar a los soldados heridos. Al darse cuenta de que la batalla se estaba perdiendo, los caballeros hospitalarios decidieron atacar sorpresivamente al ejército sarraceno, logrando desorientarlos y permitiendo que el resto de los cruzados se reorganizara para el contraataque. Después de la batalla, el Rey Ricardo elogió la valentía de los caballeros hospitalarios, elevando aún más el valor simbólico de la orden.

El Legado de los Caballeros Hospitalarios

Con el paso del tiempo, los caballeros hospitalarios fueron adquiriendo más membresía y propiedades, convirtiéndose oficialmente en una orden militar. A partir del año 1278, adoptaron el color rojo para sus túnicas de batalla, un color utilizado principalmente por los líderes de la orden. En 1530, se establecieron en la isla de Malta, al sur de Sicilia, donde permanecieron hasta 1798, cuando fueron expulsados de la isla por un ataque de Napoleón Bonaparte mientras se dirigían a Egipto. La orden también tuvo una presencia destacada en Portugal, con algunos de sus miembros en la nobleza e incluso en la familia real. Los caballeros hospitalarios se trasladaron finalmente a Roma, donde siguen activos hasta el día de hoy. Aunque ya no se enfocan en el entrenamiento militar, continúan su labor de asistencia médica y mantienen buenas relaciones con los gobiernos de distintos países. Además, la orden conserva posesiones históricas como una fortaleza militar en la isla de Malta, un castillo en la isla de Rodas y varias iglesias y salas de emergencia en toda Europa.

Ver más  Armas y Equipamiento de los Vikingos - Historia Militar

Resumen del Artículo

Fecha Título Contenido
Siglo XI El Monasterio de San Juan Bautista Se funda un monasterio en Jerusalén con un hospital para los enfermos de la ciudad. Los monjes de la Orden de San Benito lo administran y visten mantos oscuros.
Siglo XII La Orden Soberana y Militar de Malta Gerardo Ton funda la Orden de los Caballeros Hospitalarios en el monasterio de San Juan. La orden se enfoca en la defensa de la fe y en la asistencia a los pobres.
Siglos XIII-XIV La Orden Hospitalaria en los Campos de Batalla Los caballeros hospitalarios no solo curan a los soldados heridos, sino que también luchan contra los ejércitos sarracenos con valentía y determinación.
Siglos XV-XVI La Expansión y la Adopción del Color Rojo La orden crece en membresía y propiedades, convirtiéndose en una orden militar oficialmente reconocida. Adoptan el color rojo para sus túnicas de batalla.
Siglos XVII-XXI El Legado de los Caballeros Hospitalarios La orden se establece en Malta, luego se traslada a Roma. Actualmente, se dedican a la asistencia médica y mantienen posesiones históricas en Europa.

Preguntas Frecuentes

1. ¿Cuál es la importancia de la Orden de los Caballeros Hospitalarios?

La Orden de los Caballeros Hospitalarios fue fundamental durante la Era de las Cruzadas, ya que no solo brindaban ayuda médica a los enfermos, sino que también protegían a los cristianos en Jerusalén y demostraban valentía en los campos de batalla.

2. ¿Cuándo se establecieron en Malta?

La orden se estableció en Malta en 1530 y permaneció allí hasta 1798, cuando fueron expulsados por Napoleón Bonaparte.

3. ¿En qué se enfocan actualmente los caballeros hospitalarios?

Ver más  Hércules roba el ganado de Gerión y derrota a sus enemigos - Los Doce Trabajos de Hércules

Hoy en día, la Orden de los Caballeros Hospitalarios se dedica principalmente a la asistencia médica y mantiene buenas relaciones con varios gobiernos.

4. ¿Dónde pueden encontrarse sus posesiones históricas?

La orden conserva una fortaleza militar en Malta, un castillo en Rodas y varias iglesias y salas de emergencia repartidas por Europa.

No dudes en consultar nuestros artículos relacionados para conocer más sobre la fascinante historia de los caballeros hospitalarios.

¡Hasta la próxima!