Saltar al contenido

La Gran Batalla entre Horus y Seth: El Legado del Dios Halcón

Una vez hubo transcurrido el tiempo necesario, el dios de la destrucción, conocido como sed, llevó a cabo un atroz acto al asesinar a Osiris, el dios supremo de la mitología egipcia. Sed aprovechó esta oportunidad para apoderarse del trono de su hermano y, así, comenzar un reinado de terror y caos en Egipto.

Índice

La profecía de Horus

Sin embargo, lo que Sed no sabía era que Osiris había dejado un legado: un heredero llamado Horus. Horus, representado por un dios halcón, estaba destinado a gobernar los cielos y restaurar la luz en Egipto, poniendo fin a la oscuridad que Sed había desatado.

La disputa en la corte divina

Horus, ya adulto, decidió reclamar su derecho al trono que le había sido usurpado por su tío. Esta disputa generó aún más caos en Egipto y, por ende, fue llevada a la corte divina presidida por el dios solar Ra.

En la corte, se acordó que el digno gobernante debía ganar una serie de desafíos. Y así comenzaron los duelos entre Sed y Horus.

La rivalidad entre Sed y Horus

Sed contaba con la simpatía de Ra, ya que como usurpador, protegía al dios solar de la serpiente Apofis en sus travesías por los cielos. Un desafío fue lanzado por Sed a Horus: ambos debían convertirse en hipopótamos y permanecer sumergidos en el agua durante tres meses.

Horus confiaba en que su madre, la diosa Isis, aprovecharía la vulnerabilidad de Sed para acabar con él. Sin embargo, Isis no tuvo el valor necesario para atacar a su propio hermano. Esta traición enfureció a Horus, quien atacó a Isis y le cortó la cabeza.

Ver más  La Vida de un Verdugo Medieval - Curiosidades Históricas

El dios Tot, deidad del conocimiento, intervino para rescatar a Isis. Puso una cabeza de vaca en lugar de la antigua cabeza decapitada. La disputa entre Sed y Horus continuó durante muchos años, mientras luchaban en el desierto. Sed consiguió arrancarle los ojos a Horus, pero gracias a la ayuda de la diosa Hator, diosa del amor, Horus logró recuperarlos.

La traición de Sed y la venganza de Horus

La corte de los dioses exigió que Sed y Horus se reconciliaran. El malvado dios finge tener buenas intenciones y, en un acto de aparente paz, invita a Horus a un banquete en su palacio. Sin embargo, durante la noche, Sed intenta abusar de su sobrino, buscando dejarlo en un estado indigno para el trono.

Sin embargo, Horus logra defenderse y evita que Sed lleve a cabo su plan malévolo. En lugar de eso, Horus decide vengarse con la ayuda de la diosa Isis. Coloca su semilla divina en hojas de lechuga, que son ofrecidas a Sed sin que este sospeche nada.

La caída de Sed y el reinado de Horus

Sed, al consumir la lechuga contaminada, comienza a deteriorarse frente a todos los presentes. De su frente surge un disco brillante, que Sed toma y coloca en su propia cabeza. Humillado y debilitado, Sed es finalmente derrotado después de 80 años de lucha.

La corte de los dioses concede a Horus su legítimo trono, y su madre Isis no podría estar más orgullosa de ver a su hijo llevar a cabo la restauración del trono de su padre Osiris. Sed, por su parte, está destinado a viajar con Ra en su Barca solar, y sus gritos de rabia pueden escucharse a través del ruido de los truenos que llegan del cielo.

Ver más  Arcángel Gabriel: El Mensajero de Dios y su importancia en el cristianismo e islam

Así comienza el reinado de Horus sobre Egipto, y entre sus descendientes se encuentran todos los faraones que alguna vez gobernaron en estas tierras.

Tabla de resumen

Personajes Características
Sed Dios de la destrucción que asesina a Osiris y usurpa su trono
Osiris Dios supremo asesinado por Sed y padre de Horus
Horus Heredero de Osiris y dios halcón destinado a reinar sobre Egipto y restaurar la luz
Isis Diosa y madre de Horus
Ra Dios solar que preside la corte divina

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué pasó con Sed al final?

Sed fue derrotado por Horus y se vio obligado a viajar con Ra en su Barca solar hasta el final de los tiempos.

2. ¿Cómo logró Horus recuperar sus ojos?

Gracias a la ayuda de la diosa Hator, Horus pudo recuperar sus ojos y seguir luchando contra Sed.

3. ¿Cuál es el legado de Horus?

El legado de Horus es su reinado sobre Egipto y su descendencia, que incluye a todos los faraones que gobernaron en tierras egipcias.

Espero que hayas disfrutado de esta fascinante historia de la mitología egipcia. Si te interesa leer más sobre leyendas y mitos, ¡no dudes en revisar nuestros artículos relacionados en rincondelmito.com!