Saltar al contenido

Hades y Perséfone: El Mito de las Estaciones

El volcán Etna estaba en plena erupción, señal de que Tifón, el monstruo encarcelado por Zeus, estaba especialmente descontento. Los temblores causados por el volcán dejaron preocupado a Hades, el señor del inframundo. Temía que esos temblores rompieran la tierra y trajeran luz al mundo de las tinieblas. Por eso, sube a la superficie para analizar mejor la situación.

Índice

El encuentro de Afrodita y Eros

Mientras tanto, Afrodita y su hijo Eros, también conocido como Cupido en la mitología romana, estaban observando a Perséfone, la diosa de la primavera. Eros y Afrodita se sentían ofendidos por el hecho de que tanto la diosa Atenea como la diosa Artemisa eran diosas vírgenes y puras, y así se negaban a los impulsos de la pasión y del amor.

La joven Perséfone iba por el mismo camino, tanto que para mantener su castidad, su madre, la diosa Deméter, la apartó del Olimpo. Constantemente asediada por diversos dioses, Deméter decidió proteger a su hija y alejarla de las influencias amorosas.

Afrodita presiente que Hades se acerca inadvertidamente hacia Perséfone. A veces, nadie más que él puede esquivar la influencia de los dioses del amor, ya que vive recluido en el inframundo. Pero Afrodita cree que ya es hora de cambiar eso. Ella cree que sería muy triste vivir solo en un lugar tan sombrío. Así que ella y su hijo Eros creen poder aliviar esa soledad.

Eros escoge su flecha más afilada y alcanza el corazón del dios del submundo. A veces, no siente nada, ya que las flechas de Eros no pueden ser detectadas. Pero cuando son certeras, su impacto es devastador. Al encontrarse con Perséfone, Hades siente un impulso arrebatador. Está perdidamente enamorado. Impetuosamente, Hades se entrega a su amada y hace que la tierra se abra para poder así volver a sus dominios.

Ver más  Poseidón vs Kraken: ¿Cuál es la diferencia?

La búsqueda de Deméter

Deméter, madre de Perséfone y diosa de las cosechas, echando de menos a su hija, empieza a rodar por el mundo en busca de su niña. Después de mucho buscar, se encuentra con una de las ninfas que solía acompañar a su hija. Ésta le cuenta cómo Hades la secuestró y la llevó al submundo a través de la tierra que se abrió.

La diosa Deméter, debido a su profunda tristeza por no encontrar a su hija, acaba por descuidar sus tareas. Así, la tierra se hace infértil y las cosechas se pierden. Sabiendo del destino de su hija, Deméter recurre a Zeus para que obligue a Hades a devolver a su hija.

Zeus, reacio, dice que no puede hacer nada, ya que a veces es soberano en su territorio. Deméter amenaza con hacer el mundo infértil para siempre, ya que la tierra fue cómplice del rapto de su hija al abrir paso hacia el inframundo. Zeus, alarmado con la amenaza, decide que Perséfone podrá volver a la superficie mientras no haya comido nada ofrecido por Hades.

El dios supremo permite que Hermes conduzca a Deméter al inframundo para rescatar a su hija. Pero al llegar allí, ella descubre que Perséfone ya había comido una granada ofrecida por Hades, y así su vínculo con el inframundo no podía ser totalmente deshecho.

Indignada, Deméter pregunta cómo su hija puede aceptar el alimento ofrecido por este ser maligno. Perséfone responde diciendo que a veces no era tan malo y que, además de respetarla, la amaba genuinamente. Sin hablar de que ahora ella era una verdadera reina.

Deméter y Perséfone quedan consternadas y, para suavizar la relación con su suegra, Hades propone que Perséfone pase la mitad del año con cada uno. Sellado el acuerdo, Perséfone puede volver a la superficie con su madre.

Ver más  La Locura de Hércules - Los Doce Trabajos de Heracles

Las estaciones del año

Del suelo, que era infértil, empezaron a brotar flores en gran cantidad. Las cosechas volvieron a ser abundantes. Pero el periodo de encuentro entre Perséfone y Deméter se agotaba, y la joven diosa tiene que volver al inframundo para ver a su marido.

Deméterse queda desolada al ver partir a su hija y, deprimida, vuelve a descuidar sus tareas. Sin embargo, con el regreso de la hija después del periodo con su marido, todo vuelve a florecer. Y así iniciaron las estaciones.

Resumen de la historia

Personajes Nombre Rol
Zeus Dios supremo
Deméter Diosa de las cosechas
Hades Señor del inframundo
Perséfone Diosa de la primavera
Afrodita Diosa del amor y la belleza
Eros Dios del amor

Preguntas frecuentes

¿Por qué Hades secuestró a Perséfone?
Hades quedó enamorado a primera vista de Perséfone y decidió secuestrarla para tenerla siempre junto a él en el inframundo.

¿Qué hizo Deméter para proteger a su hija?
Deméter decidió apartar a Perséfone del Olimpo y esconderla en la superficie para protegerla de los dioses que buscaban seducirla.

¿Por qué Zeus permite que Perséfone vuelva a la superficie durante la mitad del año?
Zeus permite este acuerdo entre Deméter y Hades para mantener el equilibrio y la prosperidad en la Tierra. De esta manera, las estaciones del año tienen lugar.

¿Qué representa la historia de Perséfone y el inframundo?
La historia de Perséfone y el inframundo simboliza la transición entre el mundo de la vida y el de la muerte, así como el ciclo de las estaciones del año.

¿Existen otras historias relacionadas con Perséfone?
Sí, existen diferentes mitos y leyendas que cuentan diferentes episodios de la vida de Perséfone, como su relación con Hades y su intervención en la elección de Adonis como amante de Afrodita.

Ver más  Marco Aurelio: El Sabio Último Emperador de Roma

Espero que hayas disfrutado de esta fascinante historia mitológica. Si te interesa saber más sobre la mitología griega o cualquier otro tema relacionado, te invito a explorar los artículos relacionados en nuestro sitio web. ¡Hasta la próxima!