Saltar al contenido

Gnomos vs Goblins: ¿Cuál es la diferencia?

Tanto los gnomos como los duendes surgieron en nuestra historia cultural compartida y han evolucionado junto con los humanos desde la antigüedad. Sin embargo, los gnomos y los duendes no podrían ser más diferentes. Los gnomos suelen ser entidades protectoras y útiles, mientras que los goblins, en sus múltiples formas, son criaturas del mal.

Los gnomos se diferencian de los duendes en que suelen ser criaturas amables y serviciales que viven entre los humanos en armonía. A diferencia de los gnomos, los duendes son criaturas codiciosas y maliciosas que se aprovechan de los humanos por maldad. Además, los gnomos son personas barbudas y diminutas, mientras que los duendes son feos y tienen dientes irregulares.

Los gnomos son una raza mítica generalmente benévola con amor por los animales y la naturaleza. Los duendes tienen sus raíces en la tradición demoníaca y, a menudo, acosan a los humanos solo por puro rencor. Siga leyendo para descubrir algunas de las otras diferencias principales que diferencian a los gnomos por completo de la raza salvaje de los duendes. 

Índice

¿Cuál es la diferencia entre duendes y gnomos?

— Orígenes de los duendes

Los duendes son criaturas bastante monstruosas que surgieron alrededor del siglo XIV en varias culturas europeas. Los historiadores creen que la etimología de la palabra duende deriva del francés antiguo «Gobelin» ‘y del latín medieval gobelinus’, que se refería a un diablo/demonio que supuestamente frecuentaba partes de la Normandía del siglo XII. 

El término duende también proviene del griego » Kabalos » y del galés «Coblyn», un tipo de duende de la mina en la mitología galesa. Sin embargo, la entidad duende es de gran alcance y tiene muchas variaciones, que incluyen:

  • Kobolds  alemanes
  • Kallikantzaroi griego
  • Tengu japonés
  • Bogles  escoceses
  • Tokoloshe sudafricano
  • Gorras rojas británicas 

— Origen de los gnomos

El mito de los gnomos se remonta a la antigüedad y proviene de la leyenda nórdica antigua de ‘ dverga’. Los primeros antepasados del mito moderno de los gnomos eran criaturas subterráneas con una fuerza sobrehumana que vivían bajo tierra. Los dverga eran hábiles herreros y, a menudo, forjaban objetos mágicos para los dioses nórdicos antiguos.

Paracelsus, un filósofo del siglo XVI, primero nombró al gnomo, aparentemente de la palabra latina genomus o ‘habitante de la tierra’. Describió al gnomo como de dos palmos de alto y tímido para el contacto humano. También tenían el poder de moverse bajo tierra tan fácilmente como los humanos se movían por el aire. 

Ver más  El regreso de Hércules: De la locura a la redención

El mito moderno de los gnomos tiene vínculos estrechos con el Tomte escandinavo y el Nisse noruego . Eran entidades domésticas diminutas con poderes para proteger tanto a los agricultores como a sus tierras y ganado. 

Los tomte se trasladaron desde sus orígenes mineros y se involucraron en el cuidado de los animales y el cultivo de plantas y cultivos. El tomte era una criatura traviesa capaz de ayudar a sus anfitriones humanos o jugarles una mala pasada dependiendo del comportamiento del humano. 

El gnomo moderno también se remonta a los gartenzwerge germánicos o ‘gnomos de jardín’, figuras de cerámica o madera de pequeños hombres barbudos que los granjeros creían que protegían sus cultivos y ganado de las invasiones nocturnas.

El gnomo de jardín moderno es una adaptación del antiguo gartenzwerge, que se hizo popular en Europa en la década de 1840. La primera película animada de Disney, Blancanieves y los siete enanitos , en la década de 1930, impulsó la menguante popularidad de los gnomos de jardín y le dio a nuestros gnomos modernos su aspecto más cómico y de mejillas regordetas. 

Ver más  Gnomos vs Elfos: ¿Cuál es la diferencia?

— Apariencia de los gnomos 

Los gnomos tienen una forma física más específica que el término más amplio «goblin» y suelen ser pequeñas entidades barbudas que miden aproximadamente tres pies (91,44 cm) de altura. Suelen llevar un sombrero rojo cónico y una túnica ceñida en colores llamativos como el azul o el rojo.

Por lo general, un gnomo tiene una apariencia sonriente, mejillas hinchadas y un cuerpo robusto. Sin embargo, estas ideas de gnomos son variaciones modernas influenciadas por los medios. Las versiones alemana y escandinava del gnomo eran más una representación de un hombre sabio con expresiones a menudo serias. 

— Poderes de duende

A diferencia del gnomo moderno, que perdió la mayoría de sus poderes mágicos durante su evolución, el duende todavía usa las artes mágicas. Los duendes tienen habilidades especiales, a veces similares a las de una bruja o brujo, e incluso pueden tener habilidades demoníacas. 

A menudo, el mito se refiere a estas criaturas malvadas con el poder de la invisibilidad e incluso la capacidad de cambiar de forma a las formas de otras criaturas. La mayoría de los goblins poseen una fuerza sobrehumana y pueden dominar fácilmente a un humano. 

Otros poderes atribuidos a los goblins son:

  • La capacidad de tejer pesadillas.
  • Una mordedura venenosa. 
  • La capacidad de hacer que la leche se agrie y la fruta caiga de los árboles.
Ver más  Mitol. Nórdica: Dioses Obtienen Artefactos Increíbles - Mitología y Engaños en los Enanos

Aunque viven en grutas y cuevas, pueden adherirse a hogares humanos. Al igual que los poltergeists, pueden golpear y golpear las paredes, mover muebles y quitar las sábanas de los humanos que duermen.

Algunas historias hablan de duendes que roban caballos para montar de noche, esconden objetos y vuelcan cubos de leche. En el peor de los casos, los goblins pueden tejer pesadillas de telaraña y colocarlas en el oído de los humanos dormidos. También pueden robar bebés y reemplazarlos con cambiantes.

— Personalidad de gnomo

Los gnomos no son criaturas malvadas y, a menudo, son útiles y amables con sus anfitriones humanos. El gnomo promedio es tímido con los humanos y, a menudo, usa sus poderes para esconderse a plena vista. Los gnomos son extremadamente trabajadores y pasan la noche arreglando, reparando y cuidando las plantas y el ganado si se favorece al huésped humano.

Sin embargo, el gnomo moderno puede volverse malhumorado si se lo pasa por alto, o los humanos hacen cambios dramáticos en su hogar o jardín. La venganza de los gnomos toma la forma de bromas como volcar receptáculos, atar las colas de las vacas y esconder los objetos necesarios de sus anfitriones humanos. 

Conclusión

Si tuvieras que aceptar la realidad de un ser mítico en tu casa, estarías mucho mejor con un gnomo. Si los tratas bien y cuidas de tus animales y tu jardín, te ayudarán de muchas maneras pequeñas pero valiosas. Sin embargo, si tienes un duende, ¡es mejor que te cuides!

Vídeo sobre: Gnomos vs Goblins: ¿Cuál es la diferencia?

https://www.youtube.com/watch?v=U6Sj7xlAUsU