Saltar al contenido

El Templo de Artemisa: La Maravilla del Mundo en Éfeso

El templo dedicado a la diosa Artemisa en Éfeso es reconocido como el templo más imponente del antiguo mundo. Artemisa, una deidad lunar asociada con la caza y la vida silvestre, era ampliamente venerada en el territorio griego y sus templos se erigieron en diferentes partes del mundo helenístico. Sin embargo, ninguno de ellos se compara con el majestuoso templo situado en la ciudad de Éfeso, actualmente en Turquía.

Índice

El Templo de Artemisa en Éfeso: Un tesoro de la antigüedad

Situado en la parte baja de la ciudad de Éfeso, que en su época poseía uno de los puertos más prósperos, el templo fue construido en el mismo lugar donde existían otros templos mucho más antiguos. Entre ellos, se encontraba uno fundado por las Amazonas en honor a la diosa Artemisa, patrona de las mujeres guerreras. No obstante, fue en el año 550 antes de Cristo cuando comenzaron las obras de construcción del templo que se convertiría en una de las maravillas del mundo. La construcción del templo tomó 10 años y fue realizado enteramente en mármol, adornado con metales preciosos.

Impresionantes dimensiones y atracción turística

El templo medía 113 metros de largo, 43 metros de ancho y 13 metros de alto, convirtiéndolo en un verdadero coloso arquitectónico. No solo se volvió un lugar de peregrinación para los fieles, sino que también atrajo a turistas de todo el mundo helenístico. Sin embargo, en el año 356 después de Cristo, el templo fue víctima de un incendio provocado por un hombre que buscaba inmortalizar su nombre al cometer un acto tan infame. Aunque su identidad fue ocultada por los magistrados, hoy se conoce el nombre del criminal.

Ver más  ¿Quién mata a Freyr?

La leyenda del incendio y el destino del templo

Según se cuenta, el fuego que consumió el templo ocurrió debido a que la diosa Artemisa había dirigido su atención hacia Macedonia, justo el día en que nació el niño que sería conocido como Alejandro Magno. Muchos años después, Alejandro ordenó la reconstrucción del templo en honor a la diosa. A pesar de haber resistido el paso del tiempo y haber sido incendiado por los godos, el templo fue restaurado nuevamente. Sin embargo, después del inicio de la persecución de los cultos paganos por parte de los cristianos, el templo finalmente cerró sus puertas de manera permanente.

El destino exacto del templo aún es incierto, pero se sabe que algunos de sus bloques de mármol fueron utilizados en la construcción de la Basílica de Santa Sofía en Constantinopla. Antípatro de Sidón, a quien se le atribuye la creación de la lista de las maravillas del mundo, declaró que todas las demás maravillas palidecieron ante la gloriosa vista del templo de Artemisa en Éfeso.

Resumen del Templo de Artemisa en Éfeso
Ubicación Éfeso, actualmente en Turquía
Construcción Año 550 a.C.
Dimensiones 113 metros de largo, 43 metros de ancho y 13 metros de alto
Destino Cerrado tras la persecución a los cultos paganos

Preguntas frecuentes

¿Qué hizo famoso al Templo de Artemisa en Éfeso?

El Templo de Artemisa en Éfeso destacó por su imponente tamaño y su construcción en mármol, lo cual lo convirtió en una de las maravillas del mundo antiguo.

¿Cuál fue el destino del templo?

Después de muchos años de existencia y de haber sido incendiado en diferentes ocasiones, el templo cerró definitivamente con el inicio de la persecución a los cultos paganos.

Ver más  Iduna y las Manzanas de la Inmortalidad - Mitología Nórdica: El Secuestro y la Restauración de la Juventud

¿Dónde se encuentra el templo en la actualidad?

El templo se ubicaba en Éfeso, en la actual Turquía. Sin embargo, no se conservan vestigios significativos de su construcción original.

Espero que haya disfrutado de la fascinante historia del Templo de Artemisa en Éfeso. Si desea explorar más sobre el tema, le invito a revisar otros artículos relacionados en nuestro sitio web. ¡Hasta la próxima!

Array