Saltar al contenido

El sacrificio de Ifigenia: La hija favorita de Agamenón – Ep.09: El terrible destino impuesto

El gran campamento del ejército de los griegos se llenó de un gran silencio, pues el terrible presagio proclamado por el vidente Calcas perturbó a todos. Los saqueos, porque exigir a un hombre el sacrificio de su amada hija parecía inconcebible en su tierra. El gran gobernante Agamenón estaba completamente disgustado con su terrible destino impuesto por las damas del destino. Su mayor deseo siempre había sido tener a todos los nobles griegos bajo su mando en pos de un objetivo común, pero no estaba dispuesto a pagar el horrendo precio necesario para hacer realidad sus ambiciones.

Índice

El dolor del rey

El rey de Micenas habló con su hermano Menelao y le dijo que no sacrificaría a su amada hija solo para rescatar a la esposa secuestrada por su hermano de los troyanos. Y dijo que su esposa Climent Extra nunca permitiría que sacrificaran a una de sus hijas. Menelao, que al principio estaba siendo comprensivo con el dolor de su hermano, se volvió más incisivo mostrándole la verdad desnuda que el dolor de su hermano no le permitía ver. Dijo que todos los miles de hombres que allí se encontraban eran hijos de alguien, y que ese padre envió a su más precioso tesoro a luchar y sacrificarse por el honor de su pueblo. Estos patriarcas pusieron en sus manos la más formidable generación de jóvenes que Grecia había visto jamás, para derramar su sudor y su sangre por la gloria y el orgullo de su tierra. El hombre más poderoso de Grecia lloraba como un niño, mientras su hermano trataba de consolarlo. Sabía que no había otro camino que hacer la voluntad de los dioses. Agamenón sabía que su esposa no estaría de acuerdo con su decisión y, por lo tanto, sería necesario engañarla. En su carta a la reina, Agamenón convoca a la princesa Ifigenia al campamento militar para celebrar su matrimonio con el renombrado héroe Aquiles.

El engaño revelado

Menelao y los demás griegos se alegraron de la valiente decisión de Agamenón, pero Odiseo seguía desconfiando. Durante la noche, otro mensajero salió apresuradamente de la tienda de su jefe supremo, sin saber qué. Menelao y Odiseo estaban al acecho e interceptaron al mensajero que llevaba un mensaje a la reina de Micenas ordenándole que no llevara a su hija a las costas de Áulis.

Ver más  La Inquisición Española: Abusos Religiosos y Violencia en la Edad Media

La revelación y la víctima

No pasaría mucho tiempo antes de que Ifigenia y la reina Climent Extra llegarán al campamento de los saqueos. Se encontraron con una recepción muy diferente a la que habían imaginado. Parecía que llegaban a un funeral. Agamenón apretó a su hija contra su pecho y dejó que las lágrimas brotaran de sus ojos. La princesa se sorprendió, porque nunca había visto llorar a su padre.

El sacrificio y la valentía de Aquiles

Achilles apareció y la reina se acercó a él para saludarlo por sus esponsales. Pero Aquiles parecía no entender lo que ocurría, pues no había pactado ningún matrimonio. Fue entonces cuando Achilles comprendió toda la artimaña de Agamenón, que utilizó su nombre para atraer a su hija al sacrificio. Indignado, reveló toda la verdad a la reina Climent Extra. Ella se arrodilló a los pies de Aquiles y cogiéndole la mano le rogó que defendiera a su hija de este acto traicionero. Aquiles aseguró a la reina que defendería a Ifigenia con su honor, aunque le costara la vida.

El sacrificio supremo

La princesa pidió a su madre que perdonara a su padre, pues no tenía otra salida que obedecer la voluntad de los dioses. Todo el ejército se emocionó al ver a la princesa subir con altivez la escalera que conducía al altar de sacrificio. Agamenón colocó la daga en el cuello de su hija, que la ofreció mansamente y clamó a la diosa Artemisa para que aceptara este supremo sacrificio en nombre de toda Grecia.

Personajes Acciones
Agamenón Condenado a sacrificar a su hija
Menelao Comprendiendo el dolor de su hermano
Odiseo Desconfiando del sacrificio
Princesa Ifigenia Ofreciéndose como sacrificio
Aquiles Defendiendo a Ifigenia y revelando la verdad
Reina Climent Extra Pidiendo protección para su hija
Griegos Presenciando el sacrificio con emoción
Ver más  La Pesca de Thor: La batalla contra la serpiente gigante

Preguntas frecuentes

1. ¿Por qué Agamenón estaba dispuesto a sacrificar a su hija?
Agamenón estaba dispuesto a sacrificar a su hija porque creía que era la voluntad de los dioses y que era necesario para garantizar la victoria de los griegos en la guerra contra Troya.

2. ¿Qué papel juega Aquiles en esta historia?
Aquiles juega un papel crucial al revelar el engaño de Agamenón y defender a Ifigenia. Además, promete protegerla incluso si eso significa sacrificar su propia vida.

3. ¿Qué fue lo que impulsó a Ifigenia a aceptar su sacrificio?
Ifigenia aceptó su sacrificio porque creía que su vida era fundamental para el éxito de la expedición griega y el honor de su pueblo. También confió en la sabiduría de los dioses.

4. ¿Cuál fue la reacción de los griegos ante el sacrificio de Ifigenia?
Los griegos presenciaron el sacrificio con emoción y celebraron el heroísmo de Ifigenia. Reconocieron el sacrificio que estaba dispuesta a hacer por su pueblo y su tierra.

5. ¿Cómo afectó este sacrificio a Agamenón y su determinación para luchar contra Troya?
El sacrificio de Ifigenia afectó profundamente a Agamenón, quien juró llevar a Troya a la ruina y convertir las cenizas en un monumento en honor a su hija. Esto fortaleció su determinación para luchar contra los troyanos y vengar la pérdida de su amada hija.

Espero que hayas disfrutado de esta fascinante historia de la mitología griega. No olvides explorar nuestros artículos relacionados para descubrir más leyendas y episodios épicos del mundo de los dioses y héroes griegos.

Hasta la próxima,

Tu amigo del mito