Saltar al contenido

Inframundo: Reino de Hades y sus Territorios – Mitología Griega

El Aqueronte y el Reino de Hades: El Mitológico Inframundo Griego

Índice

El Reinado de Hades

Hades, el dios del inframundo en la mitología griega, gobernaba soberanamente después de la victoria de los dioses olímpicos sobre los titanes. Tras esta victoria, el mundo se dividió entre los tres hermanos: Zeus, quien gobernaría sobre el cielo; Poseidón, señor de los mares; y Hades, gobernante del inframundo. En este dominio, Hades reinaba junto a Perséfone, su esposa. El inframundo era conocido como el reino de los muertos, ya que allí es donde las almas de los difuntos encontraban su morada final.

El Tártaro, los Campos de Asfódelo y los Campos Elíseos

El inframundo se dividía en tres territorios principales. El Tártaro, el lugar donde iban las almas injustas y criminales, era el sitio donde figuras como Sísifo, Tántalo y Dición cumplían sus eternos castigos impuestos por los dioses. Además, en las regiones más profundas del Tártaro, se encontraban atrapados los poderosos titanes.

Por otro lado, los Campos de Asfódelo eran el destino de las almas que no habían cometido grandes crímenes ni alcanzado la gloria. Este era un lugar bastante oscuro, donde las almas vagaban sin rumbo y eran condenadas al olvido.

Los Campos Elíseos, en cambio, eran el lugar al que se dirigían las almas de los héroes y las personas justas y honestas. Para acceder a esta zona celestial del inframundo, se requerían grandes proezas que demostraran audacia y gran coraje. En este hermoso lugar, las almas gozaban de una alegría constante y eterna.

El Viaje al Inframundo

El acceso al inframundo no era tan simple como solo morir. Era necesario que el cuerpo recibiera los rituales funerarios adecuados. Se solía colocar una moneda entre los dientes o sobre los ojos del cadáver. Esta moneda era indispensable para el pago a Caronte, el barquero que transportaba las almas al otro lado del río Aqueronte.

Ver más  Las Amantes Reales más Famosas de la Historia: Madame de Montespam, Lola Montes, Ana Caroline Otero, Cleopatra y Ana Bolena

Después de los rituales funerarios, el dios Hermes llevaba el alma al borde del río Aqueronte, donde el barquero Caronte esperaba para cruzar el alma hacia la otra orilla. Sin embargo, Caronte solo llevaba a las almas que le entregaban la moneda que había sido enterrada junto con el cuerpo como pago. Aquellas almas que no estaban enterradas o no tenían la moneda debían esperar en la orilla del río durante 100 años, hasta que se les permitiera cruzar al otro lado.

En la otra orilla se encontraba Cerbero, el perro de tres cabezas que protegía el acceso al reino de su amo. No impidía la entrada de las almas que llegaban, pero era implacable con las que intentaban salir.

El Juicio de los Tres Jueces del Inframundo

Dentro del dominio de Hades, las almas esperaban su juicio, que sería realizado por tres jueces del inframundo: Minos, el ex rey de Creta; Radamanto, su hermano; y Eaco. Después de escuchar la decisión de los jueces, ni siquiera Zeus tenía el poder de alterarla.

La Oscuridad y el Olvido

El reino del inframundo estaba atravesado por varios ríos, entre ellos el Aqueronte, el Flegetonte, el Lete, el Cocito y el Estigia. Este último era famoso por los juramentos de los dioses. Jurar por el Estigia era considerado el voto más sagrado en el mundo griego, una promesa inquebrantable.

Lo que más temían los griegos no era solo los posibles castigos en el inframundo, sino la posibilidad de ser olvidados por completo después de la muerte.

Reino del Inframundo Territorios Ríos Jueces del Inframundo
Hades Tártaro, Campos de Asfódelo, Campos Elíseos Aqueronte, Flegetonte, Lete, Cocito, Estigia Minos, Radamanto, Eaco
Ver más  Hécate: Diosa de la Magia y Protectora de los Viajeros

Preguntas Frecuentes

1. ¿Cuál era el destino de las almas justas en el inframundo?

Las almas justas encontraban su lugar en los Campos Elíseos, donde disfrutaban de alegría eterna.

2. ¿Qué sucedía si una persona no recibía los rituales funerarios adecuados?

Si una persona no recibía los rituales funerarios adecuados y no tenía la moneda para pagar a Caronte, se vería obligada a esperar en la orilla del río Aqueronte durante 100 años.

3. ¿Quiénes eran los jueces del inframundo?

Los jueces del inframundo eran Minos, el ex rey de Creta, Radamanto y Eaco.

4. ¿Qué río del inframundo era famoso por los juramentos de los dioses?

El río Estigia era famoso por los juramentos de los dioses y se consideraba el voto más sagrado en el mundo griego.

5. ¿Qué temían los griegos en relación al inframundo?

Los griegos temían no solo los posibles castigos en el inframundo, sino también la posibilidad de ser olvidados por completo después de la muerte.

¡Esperamos que hayas disfrutado de este viaje al fascinante mundo del inframundo griego! Si quieres conocer más sobre la mitología griega, no olvides visitar nuestros artículos relacionados.

Hasta la próxima, entusiastas de la mitología.