Saltar al contenido

Dioses egipcios olvidados – Mitología, historia y culto en el antiguo Egipto

La civilización egipcia dio origen a una de las religiones más complejas y fascinantes del mundo, repleta de poderosos dioses y criaturas fantásticas. Los grandes dioses como Osiris e Isis son bien conocidos por los entusiastas de la historia y la mitología egipcia, pero lo que no todo el mundo sabe es que también había dioses primordiales en Egipto. Algunas de estas deidades fueron adoradas durante períodos específicos de la historia egipcia, mientras que otras evolucionaron con el tiempo, cambiando sus nombres y características, y asumiendo nuevas funciones y atribuciones dentro del panteón egipcio.

Índice

Los dioses del río Nilo

Pero, ¿qué sería de la civilización egipcia sin la existencia del río Nilo? Tanto fue su importancia a lo largo de la historia que muchas deidades fueron atribuidas como guardianes o gobernantes del río. Una de ellas es la diosa Nun, quien inicialmente se asoció con el flujo de las aguas del Nilo, específicamente como la gobernante de la primera cascada del río. El nombre Nun se puede traducir como «abrazo» y su culto se practicaba principalmente en la isla de Elefantina, ubicada en la región de Alto Egipto. Además, ella también era conocida como la diosa del hogar, siendo llamada «la dama de las gacelas», un animal considerado sagrado y protegido por la diosa.

A lo largo del tiempo, Nun asumió un carácter maternal en la religión egipcia, siendo considerada la protectora del trabajo de parto y, a veces, representada amamantando al faraón. Durante el período del Nuevo Imperio, el culto a Nun incluía la celebración de un festival para conmemorar las inundaciones del Nilo, un acontecimiento muy esperado por los antiguos egipcios, quienes veían esta época del año como una fase de renovación y renacimiento.

Otra divinidad asociada con las aguas del Nilo era el dios Hapi. Hapi tenía una apariencia peculiar, con piel azul y verde, y un cuerpo regordete que representaba la abundancia traída por el río. Hapi era venerado en todas las regiones de Egipto y su papel era tan importante que a menudo era reverenciado por encima del dios Ra, el dios del sol. También era conocido como el padre de los dioses y, aunque se representaba como una deidad masculina, tenía la extraña habilidad de amamantar. Se decía que Hapi alimentó a Osiris cuando este fue asesinado por Seth, ayudando así a la resurrección del dios. Además de su función fertilizadora del suelo para permitir el cultivo de plantas y alimentar animales, el Nilo también proporcionaba una rica fuente de alimentos. Los antiguos egipcios creían que los peces del Nilo eran criados y guiados por la diosa Jaimejotep, quien era representada como una mujer con cabeza de pez o con una corona adornada con un peso en la parte superior. Su culto era más popular en la región de Bajo Egipto, donde se le atribuía el aumento de las poblaciones de peces, tan importantes para alimentar a la población.

Los dioses de la creación y la vida

Entre los dioses ancestrales de Egipto, había uno que destacaba por su gran importancia en la creación de los seres humanos. Este antiguo dios, con cabeza de carnero, tenía el nombre de Khnum, que significa «el modelador». Su origen se remonta al período predinástico de la historia egipcia y, originalmente, era el dios del agua. Sin embargo, debido a su gran habilidad como alfarero, se encargaba de dar forma a los seres vivos, creando la forma de todos los recién nacidos. También era responsable de crear el espíritu, al que bendecía con inteligencia y capacidad creativa, dos dones que han sido muy útiles para los seres humanos. Khnum también era el protector de los muertos y se encontraban oraciones que invocaban su ayuda en el Libro de los Muertos, ya que se creía que podía asistir a los difuntos durante el juicio final.

Ver más  ¿Cuántos tipos de dragones hay en la mitología china?

La creencia en la vida después de la muerte también influyó en muchos aspectos de la vida cotidiana de los egipcios. Durante los funerales, se realizaban varios rituales para marcar el paso hacia el más allá. Los egipcios buscaban el apoyo de la diosa Bastet para guiarlos en los rituales funerarios. Bastet era la diosa de la momificación y la esposa de Anubis, el temido dios de los muertos. Se representaba como una mujer con cabeza de león o con una corona adornada con orejas de gato. Además, otra deidad muy importante en asuntos funerarios era la diosa Serket, una de las diosas más antiguas de Egipto. Se la retrataba como una figura híbrida, mitad mujer y mitad escorpión. Serket tenía una fuerte conexión con las prácticas médicas, especialmente en los tratamientos contra las picaduras y mordeduras de animales venenosos. Los egipcios recitaban oraciones y realizaban sacrificios a Serket para protegerse de los ataques de serpientes y escorpiones. Además, era responsable de proteger las almas de los faraones fallecidos y guiarlos al inframundo, ayudando así al proceso de renacimiento del faraón al insuflarles el aliento de la vida en sus nuevos cuerpos mortales. Por esta razón, era común encontrar pinturas de Serket en las salas de momificación y en los sarcófagos de la nobleza.

Las deidades extranjeras en el panteón egipcio

La diosa Anat era una divinidad importante adorada principalmente en la región de Alto Egipto. Su culto cobró fuerza durante el período conocido como el Imperio Medio, cuando Egipto estaba dominado por el pueblo mítico de Anat, de origen asiático. Anat tenía su origen en la antigua religión cananea y, a pesar de ser una diosa de una cultura extranjera, fue bien recibida por los egipcios, hasta el punto de que el famoso faraón Ramsés II adoptó a Anat como su guardiana personal y protectora en la batalla. Anat se representaba como una mujer hermosa con una corona adornada con plumas de avestruz. Sin embargo, a pesar de su noble apariencia, la diosa era venerada como una entidad centrada en la fertilidad y los deseos carnales, además de tener un carácter violento e impredecible. Le gustaba la guerra y casi siempre llevaba consigo una lanza y un garrote de bronce. Anat también buscaba promover acuerdos de paz después de las batallas.

Ver más  ¿Qué es un Qilin en la mitología china?

Los dioses de la guerra y la creatividad

En una sociedad en la que la guerra era un aspecto importante, la intervención divina en nombre de los egipcios era esencial. El dios Onur, o más conocido como Onuris, era un dios de la guerra y el patrón del ejército egipcio. También era el protector de los guerreros y, a veces, se le representaba como un hombre fuerte que llevaba una lanza. Sin embargo, su representación más famosa es la de un hombre con cabeza de león, un símbolo de fuerza y coraje. Se suponía que Onur debía proteger a su padre, el dios del sol Ra, defendiendo su barca solar de los ataques de la temible serpiente Apofis. Por esta razón, se le otorgó el epíteto de «el asesino de enemigos». Aunque era un dios de la guerra, Onur no siempre era violento. También se le atribuía estimular la creatividad de los humanos durante los festivales celebrados en su honor, en los que se simulaban batallas y actos heroicos para glorificar al dios león.

Los dioses contradictorios

Como sucede en muchas mitologías, no todos los dioses egipcios pueden ser clasificados como buenos o malos. Algunos tienen un comportamiento bipolar e inesperado. La diosa Taweret era la protectora de las mujeres y les brindaba ayuda durante el parto, asegurando la salud tanto de la madre como del recién nacido. Está representada como una criatura híbrida de hipopótamo, cocodrilo y león, tres de los animales más temidos y respetados por los egipcios. El culto a Taweret se originó durante el período del Antiguo Imperio, aunque la evidencia sugiere que era una deidad doméstica, ya que no se han encontrado templos dedicados exclusivamente a ella. A pesar de esto, había un gran número de estatuas de Taweret en las casas de los egipcios antiguos. No era raro que las mujeres embarazadas llevaran un amuleto que representaba a la diosa. Sin embargo, a pesar de su figura materna, Taweret también podía manifestarse como una fuerza demoníaca muy peligrosa, trayendo enfermedades mortales y mala suerte a aquellos que provocaran su ira.

El dios de las grandes creaciones

Incluso con los dioses supervisando sus creaciones, sería imposible mantener la vida en el planeta sin la existencia de un suministro adecuado de oxígeno para respirar. El dios Shu fue el encargado de traer luz, aire y viento a nuestro mundo. Se le atribuyó la responsabilidad de iluminar la oscuridad primordial que cubría el mundo, creando así la separación entre el día y la noche, y separando el mundo de los vivos y los muertos. Como dios del aire, Shu representaba el espacio que separaba el cielo y la tierra, considerando las nubes como sus huesos.

El creador supremo del universo

Uno de los dioses más poderosos de la mitología egipcia, aunque también uno de los más misteriosos, es Ptah. Ptah era un dios primordial de la creación, quien supuestamente se creó a sí mismo y luego creó el universo usando solo las fuerzas de su pensamiento. Se le describía como un hombre momificado que sostenía un cetro, símbolo de su realeza y autoridad. Era el patrocinador de albañiles, escultores, carpinteros y pintores, brindando a sus seguidores conocimiento e inspiración para realizar bellas obras de arquitectura. Las habilidades de construcción y arquitectura de Ptah se podían comparar con las del dios griego Hefesto. Ptah era venerado en todo Egipto, pero se le consideraba especialmente popular en las ciudades de Menfis y Heliópolis, donde se le veía como el creador de todas las cosas. Es posible que esta idea haya influenciado el concepto de un dios como «el Gran Arquitecto del Universo», popular en otras religiones.

Ver más  Las Dríades: Ninfas y su relación con la naturaleza y los árboles - Curiosidades Mitológicas

El número y la variedad de dioses en la mitología egipcia es tan grande que los historiadores creen que aún no se han descubierto todas las deidades del antiguo panteón egipcio. Sin embargo, lo que está fuera de duda es que la mitología egipcia sigue siendo parte de la historia humana y que las generaciones futuras mantendrán vivas las historias de los dioses de Egipto.

Dios Atributos y funciones
Nun Dios del Nilo y la casa
Hapi Dios del Nilo y símbolo de la fertilidad
Jaimejotep Diosa de los peces del Nilo
Khnum Dios de la creación y protector de los muertos
Bastet Diosa de la momificación
Serket Diosa de las picaduras y mordeduras venenosas
Anat Diosa de la fertilidad y diosa de la guerra
Onuris Dios de la guerra y protector de los guerreros
Taweret Diosa protectora de las mujeres y la maternidad
Shu Dios del aire y el espacio
Ptah Dios de la creación y patrón de los artesanos

Preguntas frecuentes sobre la mitología egipcia

1. ¿Cuáles eran los principales dioses en la mitología egipcia?

R: Algunos de los principales dioses en la mitología egipcia eran Osiris, Isis, Ra y Hathor.

2. ¿Cuál era el papel de los dioses en la sociedad egipcia?

R: Los dioses egipcios desempeñaban un papel fundamental en la sociedad, siendo adorados y considerados como protectores y mediadores entre los humanos y el mundo divino.

3. ¿Cuántos dioses había en el panteón egipcio?

R: El panteón egipcio estaba formado por una amplia variedad de dioses, con cientos de deidades conocidas y adoradas en diferentes épocas y regiones de Egipto.

4. ¿Se sigue adorando a los dioses egipcios en la actualidad?

R: No, la adoración a los dioses egipcios cesó con la llegada del cristianismo y, posteriormente, del islam. Sin embargo, la mitología egipcia sigue siendo estudiada y apreciada en todo el mundo.

Espero que hayan disfrutado de este recorrido por la mitología egipcia y la riqueza de sus dioses. Si desean saber más sobre este fascinante tema, les animo a visitar los artículos relacionados en nuestro sitio web. ¡Hasta la próxima!